<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>





















Libertad de color azafrán jueves, 27 de septiembre de 2007 |



Se está viviendo un momento crucial e histórico para el pueblo birmano: por primera vez en casi veinte años, el pueblo de Myanmar ha recobrado la palabra, ha roto el silencio impuesto por las armas y la violencia y ha hecho frente, al fin, a las injusticias de la dictadura de los militares. En esta ocasión, al contrario que en 1988 cuando los estudiantes se alzaron contra la Junta gobernante en aquel entonces, los monjes son los líderes de un movimiento pacífico que reivindica, ante todo, el respeto por la vida y la libertad del pueblo birmano. Monjes pobres, que vienen de las limosnas que a diario reciben de un pueblo devoto y entregado al budismo; monjes pacíficos y desarmados, que en silencio u orando se resisten a la tiranía, a la opresión, a los gases lacrimógenos y a la intimidación violenta de los poderosos, de aquellos que en el último medio siglo han sumido a Myanmar en la mayor de las pobrezas. Un ejército de monjes está poniendo al régimen a prueba, aún a sabiendas de que los que poseen las armas y la fuerza no dudarán ni un minuto en utilizarlas contra religiosos y civiles desarmados y pacíficos. Es el juego de siempre: aquellos que poseen el poder pretenden perpetuarse en él, en beneficio de ellos mismos y de sus allegados, pero a expensas de millones de compatriotas. Es el juego de las ratas armadas hasta los dientes y de un pueblo oprimido y cansado de la depravación moral intrínseca a la dictadura. La libertad en la antigua Birmania, ahora rebautizada como Unión de Myanmar, pasa forzosamente por los líderes de la presente revuelta, y como no, por su ciudadana más ilustre y conocida: la única Premio Nobel de la Paz que sufre prisión por defender la democracia y unas elecciones que ganó limpiamente en 1990. Ni China ni Rusia se lo van a poner fácil; ayer ambas naciones votaron en contra de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitiera una resolución de condena por la violencia que la Junta ha desatado, matando al menos cinco personas, hiriendo a un número indeterminado de manifestantes y deteniendo a cientos de ciudadanos pacíficos. Rusia arguye que la crisis no está poniendo en peligro ni el equilibrio internacional ni el asiático, mientras que los chinos, principales aliados del monstruo dictatorial, se mantienen discretamente al margen de los acontecimientos, aplicando por enésima vez su embustera política del “en los asuntos internos de otros países no interferimos”. Ahora bien, los depravados disfrazados de rojos progresistas, no dudan en interferir en Darfur, vendiendo armamento y apoyando al genocida gobierno de Jartum; no dudan en apoyar al loco norcoreano que se cree un dios en la Tierra; en amenazar a todo líder de una nación que, en libertad y democracia, decide reunirse con un simple monje como el Dalai Lama… ¿Y a eso lo llaman no-intervención en los asuntos internos de otros países? Con el armamento que los chinos han venido vendiendo a los militares de Myanmar, la Junta llevará a cabo la esperada represión. Y eso sí, por primera vez los occidentales podrán estar seguros de que sus negocios de armas [prohibidas por un embargo de Estados Unidos y la Unión Europea desde 1996] no ayudarán a matar a civiles indefensos y a monjes pacíficos. Mientras, los asesinos chinos volverán a mancharse las manos con sangre ajena, ayudando a los militares corruptos a engrosar sus cuentas corrientes, a expensas de toda una nación.

Última hora: al menos cinco personas habrían muerto a consecuencia de la represión y las palizas del ejército hacia los manifestantes. Se calcula que alrededor de medio millar de personas podrían haber sido detenidas. Varios monasterios de la capital habrían sido “vaciados” de monjes, la mayoría deportados a campos de detención.

Etiquetas: , , , , , ,

Represión [1] miércoles, 26 de septiembre de 2007 |



La situación en Myanmar es crítica. Los tanques de la Junta han sido desplegados en los principales puntos del país; se ha impuesto un toque de queda desde las 9 de la noche hasta las 5 de la mañana; y se ha prohibido cualquier reunión de más de cinco personas. Ayer, una persona murió como consecuencia de lo que, con toda probabilidad, será el inicio de una larga y tortuosa represión. Como cabía esperar, los militares en el poder no iban a tolerar que los monjes y los civiles descontentos con el régimen quebraran los fundamentos de su principal negocio: la explotación salvaje y descontrolada del país a costa de incrementar las cuentas corrientes de los miembros de la Junta. Y así, durante más de una década, los birmanos han vivido sumidos en una pobreza material del que he sido testigo. En un país donde los bienes básicos escasean y donde las infraestructuras son más propias de una etapa pre-industrial, el levantamiento masivo de los monjes y la población contra el engendro militar era cuestión de tiempo; el manifestante de la foto lo evidencia como primera prioridad, por encima, incluso, de las reformas políticas. Pero el camino hacia la democracia parece que no será fácil, ya que el principal aliado y soporte económico del régimen, la también dictatorial China, está jugando un papel ambiguo en esta crisis. Los analistas coinciden en que los chinos podrían tener un rol clave en la apertura de un proceso de diálogo entre la Junta y el heterogéneo grupo de opositores, liderados por la Premio Nobel Aung San Suu Kyi [ganadora, de facto, de las elecciones libres de 1990], los miembros de su partido de la Liga Nacional para la Democracia, y los monjes insurrectos. Aún así, la discreción de Pekín podría ser la detonante de estos primeros episodios de represión violenta. De ser así, volvemos a tener un argumento de peso para dar la espalda a un régimen al que no le basta con violar los derechos humanos en su propio suelo; amenazar a las democracias de medio mundo con no reunirse con el Dalai Lama [una interferencia clara en la política exterior de otras naciones]; o sostener dictaduras moralmente repulsivas. ¡Myanmar libre!



Última hora. Las noticias que llegan de Yangon no son nada alentadoras, ya que la oposición exiliada en Tailandia, asegura que al menos un manifestante habría muerto y en torno a cinco monjes habrían resultado heridos por la carga policial. Unos 300 manifestantes, la mayoría monjes, habrían sido detenidos por las fuerzas policiales en la primera jornada de represión violenta de la Junta. También se tiene constancia de que las fuerzas antidisturbios habrían atacado a algunos participantes, propinándoles golpes. El miedo de la población es tangible, según los pocos periodistas presentes en la zona, ya que los recuerdos de la masacre de 1988, cuando la Junta asesinó a más de 3000 personas y encarceló a millares más, aún siguen vivos entre los birmanos.

Etiquetas: , , , , ,

Repugnante [bis] martes, 25 de septiembre de 2007 |

Hay cosas que, básicamente, son inaceptables. Que un Estado detenga a niños, les propine palizas y los juzgue como adultos es simple y llanamente aberrante. Pero si encima se les juzga por delitos políticos [si es que manifestar una opinión y hablar libremente constituye un crimen], resulta que todo se complica hasta niveles intolerables. Y como no, este nuevo episodio de violación flagrante de la legalidad internacional y de los derechos básicos de los niños se ha producido en el Tíbet. Al menos siete estudiantes de secundaria, todos menores de edad, han sido detenidos acusados de “actividades secesionistas”. Al parecer, los estudiantes realizaron pintadas pro-independentistas en la aldea de Amchok Bora [provincia china de Gansu]. Human Rights Watch afirma que el 7 de septiembre, unos 40 estudiantes de secundaria de la aldea fueron detenidos por la policía china sospechosos de haber realizado las pintadas; 7 estudiantes fueron encarcelados como presuntos autores de, lo que en un país como China, constituye todo un atentado contra el sacrosanto y asqueroso Estado comunista. Pero el arresto de adolescentes por crímenes políticos es algo que, ni en los ojos de aquellos que apoyan este tipo de engendros políticos, puede ser visto como algo lícito. Y si a esto unimos que a uno de los detenidos, un menor de tan sólo 14 años, le fue propinada una brutal paliza [no se sabe si en el momento de la detención o bajo custodia policial], la cosa ya acaba siendo absolutamente inaceptable.

HRW asegura que, al menos en los primeros días de arresto, a los familiares de los detenidos se les permitió el acceso directo a los menores, pero a partir del 10 de septiembre, los chicos fueron conducidos a una cárcel en la cercana ciudad de Xiahe, donde se prohibió cualquier contacto de los menores detenidos con sus respectivas familias. Pero la cosa no termina aquí; la policía de Xiahe se niega a confirmar el paradero de los menores de edad, ni tan siquiera se ha dignado a confirmar que se hallan bajo custodia policial. Y lo que es peor aún, nada se sabe de la salud de uno de los estudiantes gravemente herido por las palizas recibidas. Así pues, uno se pregunta cual es el límite de este tipo de dictaduras monstruosas: los niños se hallan amparados por la Convención de los Derechos del Niño [del que China es firmante]; en ella se explicita que los menores de edad tienen el inviolable derecho a la libertad de expresión; ningún niño puede ser sometido a torturas u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes; ningún menor puede ser detenido arbitrariamente o extrajudicialmente; aquellos niños que son detenidos legalmente deberán permanecer en esa situación el menor tiempo posible; los niños en régimen de detención tienen el derecho de ser visitados por sus familiares y tener acceso a una asistencia legal. Y visto lo visto, China se pasa por donde mejor sabe los derechos de todos, incluidos los de niños indefensos de tan sólo 14, 15 y 16 años… Repugnante, realmente repugnante.

Etiquetas: , , , , , , ,

Rebelión pacífica; rebelión budista |



Libertad, democracia y respeto por los derechos humanos; estas son las principales consignas de aquellos cientos de miles de birmanos que, durante todo el lunes, han inundado las calles de las principales ciudades de Myanmar. Se calcula que en torno a 300.000 personas habrían participado en las multitudinarias protestas cívicas y pacíficas liderados por el clero regular budista. Cada hora que pasa llegan nuevas noticias al respecto, y por fin, tras más de una década de aislamiento y silencio, los birmanos ocupan las portadas de los diarios y televisiones de medio planeta. Algunos medios de comunicación han bautizado este movimiento de protesta como la “revolución de los monjes” por el papel central que éstos están teniendo en la revuelta. Con un escrupuloso respeto por las enseñanzas búdicas, los monjes han tomado el liderazgo de la reacción popular contra la tiranía de los militares, aquellos que hace ya casi diez años arrebataron la democracia y la libertad a toda una nación. La rebelión se ha extendido como la pólvora en menos de una semana, principalmente gracias a la acción de los monjes de los monasterios opositores al régimen. Al igual que en el Tíbet, las acciones de protesta del clero budista birmano se caracterizan por una escrupulosa discreción: la oposición al régimen se hace en base a las propias enseñanzas budistas. Así, el amor y la compasión son los principales motores ideológicos a través de los cuales los monjes hacen frente a la hostilidad de los represores. Pero Birmania, a diferencia del Tíbet, alberga aún esperanzas de cambio bien fundamentadas. Aún así, la Junta ya ha hecho saber a los principales líderes budistas del país que, en el caso de que no frenen la oleada de protestas de sus religiosos, hará uso de su conocida “mano dura”. La jerarquía budista, controlada por el régimen militar, ya ha pedido a los monjes que regresen a sus respectivos monasterios.

Las imágenes que llegan desde Myanmar son lo bastante elocuentes como para afirmar que las protestas de mantendrán, al menos hasta que el régimen ceda de una vez por todas y permita elecciones libres o haga uso de la vía represora, como muchos analistas parecen ya predecir. Estados Unidos ya ha avisado de que propondrá nuevas sanciones económicas [algo que personalmente aborrezco, ya que los principales perjudicados son los ciudadanos y no la elite militar], a la par que parece que ejercerá algún tipo de presión sobre el principal aliado de los militares birmanos, los chinos. Esperando a nuevas informaciones, actualizaré en la medida que pueda el blog; la ocasión lo requiere y los birmanos, uno de los pueblos más amables y acogedores del planeta, se lo merecen. ¡Myanmar libre!

Etiquetas: , , , , , ,

100.000 lunes, 24 de septiembre de 2007 |



Las protestas en Myanmar comienzan a ser masivas. Hoy lunes se calcula que en torno a 100.000 personas habrían participado en las marchas pacíficas lideradas por los monjes budistas de la capital Yangon. Ni las fuertes e intermitentes lluvias de final del monzón, ni el miedo a la represión han podido con las ansias de miles de birmanos por acabar, de una vez por todas, con el monstruo dictatorial. Tras un rezo masivo de cientos de monjes en el lugar más sagrado de Myanmar, la pagoda de Shwedagon, se organizó una protesta de al menos cinco gigantescas columnas de monjes de al menos un kilómetro de largo; a medida que los monjes se acercaban al centro de Yangon se calcula que en torno a 100.000 personas habrían podido adherirse a la protesta. Una de las columnas se dirigió a las oficinas de la Liga Nacional Democrática de la encarcelada Premio Nobel Aung An Suu Kyi, donde sus miembros, en un gesto altamente simbólico, se unieron a los monjes colocándose trozos de tela del mismo color que el atuendo de los religiosos. Algunas agencias de información aseguran que las columnas de monjes habrían sido “escoltadas” por civiles cogidos de la mano que, a petición de los propios monjes, se abstuvieron de lanzar eslóganes políticos contrarios a la Junta militar gobernante. Otra de las columnas se dirigió hacia el clausurado campus de la Universidad de Yangon, principal escenario de las masivas protestas democráticas de 1988. Las pancartas de las protestas hacían alusiones a los prisioneros políticos, a la mejor de las condiciones de vida o al cumplimiento de los deseos del pueblo birmano. Los analistas creen que la Junta, al contrario de lo ocurrido en 1988, no ha decidido llevar a cabo una represión sistemática por las presiones de su principal socio comercial y aliado político, la China comunista. Los jerarcas de Pekín temen que, en el caso de que el movimiento pro-democracia fuera reprimido por los militares, la ya delicada imagen internacional de China podría verse afectada de cara a los próximos Juegos Olímpicos de 2008. Otros especialistas en política del sudeste asiático afirman que el hecho de que las protestas estén dirigidas por los monjes ha disuadido a los militares a la hora de aplicar la “mano dura” que siempre ha caracterizo al régimen. La represión sobre los monjes podría acarrear serias consecuencias a la Junta, más si tenemos en cuenta que más del 90% de la población de Myanmar es budista y la devoción hacia los monasterios y los monjes es una práctica muy extendida entre la población. Así, con la presión de una China atada de pies y manos, una Junta militar perpleja ante el crecimiento imparable de las protestas y la adhesión explícita de Estados Unidos, Francia y Alemania a las demandas de los birmanos, las necesarias reformas democráticas parecen estar más cerca que nunca.

Etiquetas: , , , , ,

Los 200 |

El título del “post” podría sonar a una nueva entrega de las peripecias de aquellos espartanos sodomitas transformados en héroes heterosexuales para “todos los públicos”, en aquel horrendo cómic y su posterior película, pero nada de eso…; este es mi “post” número 200, y como toda cifra redonda, se merece un buen auto-homenaje. Con más de 3500 visitas [una mierda en comparación con el resto de la blogosfera] y 200 artículos y/o comentarios publicados, este pequeño espacio virtual, nacido hacia finales de octubre de hace un año [aunque en realidad el blog había sido registrado en octubre de hace ahora dos años] para plasmar mis impresiones de mi viaje a Oaxaca y el conflicto que aún hoy se vive en esa zona, se ha terminado convirtiendo en mi mejor método de desahogo. Agradezco a todos aquellos que se toman su tiempo para, de vez en cuando, leer lo que aquí se publica. Reconozco que lo publicado hasta ahora no es mucho, y que la calidad de los “posts” a veces deja mucho que desear. Pero aún así, cada uno de los artículos colgados es una muestra de la manera en la que concibo este, en ocasiones, caótico mundo. Espero poder escribir otros 200 más, y si el tiempo y las ganas me lo permiten, lo haré.

Democracia domingo, 23 de septiembre de 2007 |



Myanmar lleva sumida, desde al menos un mes, en las mayores protestas populares contra la Junta Militar desde 1990. La subida espectacular de los precios de los carburantes [motivados por un alza sustancial de los impuestos gubernamentales sobre, principalmente, el gas y el petróleo] es la principal responsable de que, tras más de una década de silencio y dictadura, los birmanos ocupen de nuevo la calle para exigir más respeto por los derechos humanos y la democracia que parece no llegar nunca. Desde mediados del mes de agosto, parece haberse producido una reorganización de la disidencia política encabezada por elementos de la Liga Nacional Democrática de la Premio Nobel Aung San Suu Kyi, actualmente bajo arresto domiciliario por orden de la gobernante Junta. El movimiento inicial parece haber logrado nuevas adhesiones que vendrían a confirmar que el descontento con las formas de gobierno de los militares está mucho más extendido de lo que en principio se podría pensar. En lo que llevamos de semana más de 10.000 monjes de todo el país se han manifestado pacíficamente contra los malos tratos sufridos por varios monjes del monasterio de Pakkoku el pasado 5 de septiembre tras celebrar éstos una manifestación pacífica. Así, diariamente, alrededor de 2000-30000 monjes han ocupado las calles de la capital Yangon, Mandalay o Bago para protestar por la falta de libertades en Myanmar. La prensa asegura que en el día de hoy, más de 20.000 personas habrían participado en las protestas pacíficas convocadas en Yangon, lo que la convertiría en la más multitudinaria desde la victoria de Aung San Suu Kyi en las elecciones de 1990. El sábado, unos 500 monjes lograron saltar las barricadas instaladas por la policía para acceder a la calle donde se ubica la casa de la Premio Nobel en arresto; Aung San Suu Kyi, que no había sido vista en público desde 2003, se sumó simbólicamente a la protesta a las puertas de su casa en riguroso silencio y con las palmas de la manos juntas [saludo budista]. Por fin, y tras más de 10 años de agonía militar, algo parece estar moviéndose en una sociedad, como la birmana, harta del clientelismo de la Junta, de su despotismo arrogante y de una falta de progreso material terrible. Y como siempre, los budistas vuelven a dar una lección de dignidad y respeto a un mundo que parece haberle dado la espalda a la lucha pacífica y no-violenta de aquellos que creen que ni las bombas ni la sangre son medios legítimos para exigir algo.

Etiquetas: , , , , ,

Papa pasivo jueves, 20 de septiembre de 2007 |




Los dilemas éticos y morales en torno a cuestiones tan difíciles de abordar como los límites de la libertad de expresión o la idoneidad de la censura en aquellos casos en los que se vulneren los derechos de otros, se presentan cada dos por tres. Ahora bien, dependiendo del bando ideológico en el que se milite uno podría considerar la aplicación de la censura como una medida necesaria ante casos de vulneración de la intimidad, la dignidad u otros derechos básicos de aquel o aquella al que se hace referencia. Así, los musulmanes de medio mundo clamaban al cielo cuando se publicaron aquellas viñetas del Profeta a imagen y semejanza de un terrorista suicida [con el agravante, para ellos, de que las representaciones del Profeta y Alá están prohibidas]. Por el contrario, aquellos que se decían liberales y demócratas clamaban al cielo opuesto, agarrándose a conceptos tan sagrados como la libertad de expresión o de conciencia para defender la publicación de aquellas imágenes. Entre estos “defensores de la libertad” estaban muchos de los elementos que integran la “horda cavernaria” de derechas, católicos confesos en su mayoría y profundamente “islamófobos”.

Pues bien, leo hoy que en una antigua iglesia de la isla de Ibiza se ha montado una exposición colectiva titulada “Vamos a Ibiza”; una de las obras expuestas es un triple collage en el que, entre otras cosas, aparece el difunto ultraderechista papa Juan Pablo II en actitud pasiva y sodomizado por otro hombre. También aparecen varios elementos de la iconografía católica entremezclados con escenas de sexo homosexual explícito. Si bien es cierto que la calidad artística de la obra es bastante lamentable [como casi todo lo que los “artistas” de hoy hacen], más de uno pensaría en aplicar algún tipo de censura sobre esta obra. Pero, ¿dónde están los límites de la libertad de expresión? ¿Qué diferencia hay entre un difunto Juan Pablo II recibiendo leña trasera y un Mahoma con explosivos atados a la cintura y con pinta de cabronazo insoportable? ¿Es lícita la censura en estos casos? ¿Puede la libertad de expresión tener límites?

Etiquetas: , , , , ,

¿Apuesta electoral o de futuro? miércoles, 19 de septiembre de 2007 |

Somos muchos los que creemos que el cambio de titularidad en el fracasado Ministerio de la Vivienda no es más que un lavado de imagen de cara a la próxima contienda electoral. Ahora bien, mientras que la anterior Ministra Trujillo era una auténtica inepta, la nueva inquilina del Ministerio, Carmen Chacón, parece haber empezado, aunque algo tarde, a poner en marcha una parte del proyecto prometido hace casi cuatro años por el Partido Socialista. Chacón representa al sector más joven del PSOE, y porqué no decirlo, al catalanismo españolista y más de izquierdas del socialismo nacional. Desde su entrada en el Ministerio ha propuesto enfocar la labor del mismo en el beneficio de uno de los colectivos más marginados por el actual sistema: los jóvenes. Ahora bien, esta orientación no es ni mucho menos casual: los socialistas son plenamente conscientes de que, si quieren permanecer en la Moncloa, necesitarán del apoyo masivo de los jóvenes, los mismos que hace cuatro años hicieron posible el ansiado cambio. El plan estrella del Ministerio de Chacón es la ayuda de 210 euros mensuales durante cuatro años para los jóvenes entre los 22 y los 30 años que accedan a su primera vivienda en alquiler. Además, el Gobierno adelantará un préstamo de 600 euros para las necesarias fianzas. Con esta medida, el Gobierno pretende acelerar la incorporación de los jóvenes al maltrecho mercado de los alquileres, facilitar su emancipación y asegurar una vida independiente más solvente. Al parecer, el plan estrella no es más que un primer paso de un plan más ambicioso que pretende activar, de una vez por todas, el mercado del alquiler [tanto público como privado]. ¿Electoralismo barato? ¿Preocupación real por los jóvenes de este país? No lo se, pero al menos, el Gobierno comienza a responderle a aquellos que le dieron su apoyo en 2004. Ahora bien, señor Zapatero, los jóvenes necesitamos algo más de 210 euros para poder salir adelante, y ya va siendo hora de poner toda la carne en el asador y apostar por el futuro de este país, por nosotros.

Etiquetas: , , , ,

Neurobiología política martes, 18 de septiembre de 2007 |

Dicen unos científicos de la Universidades de Nueva York y de California que la orientación política de los seres humanos puede estar determinada, sólo en parte, por una mayor o menor actividad en una zona concreta del cerebro. Al parecer, los individuos de tendencias más izquierdistas presentan una mayor actividad cerebral en el córtex cingulado anterior, una zona del cerebro que se activa en situaciones de conflicto. Ello llevó a los científicos del estudio a concluir que los liberales o los individuos de izquierdas presentan una mayor adaptabilidad a las situaciones de cambio y desarrollan estrategias más variadas para superar cualquier tipo de conflicto. Los conservadores, en cambio, muestran una menor capacidad de adaptación ante los cambios, algo que queda patente por una menor actividad cerebral en la zona ya citada. Así pues, las personas de izquierdas presentarían una mayor facilidad para adaptarse a cualquier idea nueva, ya sea política, social, religiosa o científica. Ahora bien, los autores del estudio advierten que las orientaciones ideológicas o políticas de los individuos no están condicionadas por la actividad cerebral: las ideologías son producto de condicionantes de todo tipo, ya sean sociales, religiosos, económicos o discursivos. Así pues, existe una explicación científica que demuestra que los cerebros de izquierdas y los de derechas funcionan de una manera distinta: se enfrentan a los cambios a través de estrategias opuestas. Esto explica, creo yo, la estrechez de mente de muchos conservadores, sus discursos monolíticos y su oposición a cualquier cambio que perturbe su estructurado mundo.

Etiquetas: , , ,

República o República lunes, 17 de septiembre de 2007 |

Tras más de 30 años tocando los Borbones [como bien dicen los amigos de El Jueves], y ante los continuos ataques contra uno de los derechos más sagrados, el de la libertad de expresión, ya va siendo hora de que se abra un debate serio sobre la definitiva vertebración política del Estado español. Que en una supuesta democracia las “injurias” [un término demasiado laxo y genérico] a la sacrosanta institución monárquica constituyan un delito, es una contradicción difícil de asumir por aquellos que creemos en la democracia radical. Pero si a ello unimos el objetivo hecho de que la persona del rey es inviolable jurídicamente hablando [ergo, éste no puede ser procesado por un tribunal en ningún caso, haya o no cometido un delito grave como un asesinato o un robo]; que la familia real vive a costa de los Presupuestos Generales del Estado; que no tributan a la Hacienda pública; que no tengan la obligación de declarar sus gastos ante las instituciones públicas…, llegamos a la conclusión de que los Borbones son algo más que parásitos infectos. El monarca actual [el “campechano”] es el heredero directo del Estado franquista; fue nombrado por Franco como su sucesor, y para rematar la faena, juró su cargo ante las Cortes franquistas y la bandera del pollo. Pues bien, ya va siendo hora de que en este país podamos debatir con seriedad el rol de los reyes y su horda anexa [hijos, nietos y demás garrapatas “chupasangre”], la contradicción intrínseca de la democracia liberal y la monarquía hereditaria y el grave atentado contra las libertades y los derechos civiles que la Fiscalía General del Estado, con la ayuda del PSOE en el poder, están llevando a cabo procesando a directores de revistas, articulistas, humoristas gráficos y ciudadanos de a pié cansados de tanta mierda borbónica. Las opciones a la monarquía son claras: o una república liberal, democrática, laica y plural, o nada. ¡República ya!

Etiquetas: , , , ,

Esmobismo ilustrado miércoles, 12 de septiembre de 2007 |

La Real Academia de la Lengua Española es una de esas instituciones soberbias, arcaicas y trasnochadas incapaces, como la Iglesia, de adaptarse a la realidad. Sus miembros, intelectuales de todo tipo, o más bien, esnobs bastardos, viven en una realidad paralela al del resto de seres humanos. Inquisidores y guardianes de la pureza de la lengua de Cervantes y compañía, mantienen una peculiar cruzada contra cualquier novedad mínima que pueda ser introducida a su peculiar y algo trasnochada biblia de la lengua. Así, cuando el gobierno socialista sacó adelante la ley que permitió los matrimonios entre personas del mismo sexo, los ilustres [e ilustrados] gilipollas de la RAE, optaron por no cambiar la arcaica, homofóbica y heteropatriarcal definición que aún hoy mantienen; matrimonio: Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales.
Pues bien, mientras que estos tontos del culo, cuyos asientos de alfabeto son pagados por todos los españoles, se niegan a aceptar el legal y evidente hecho de que el matrimonio no es una exclusividad heterosexual, otro referente de la cultura y la lengua, el diccionario de María Moliner, acaba de incoporar una nueva definición a matrimonio: Unión de una pareja humana legalizada con las ceremonias y formalidades civiles o religiosas establecidas para constituir una familia. Una enhorabuena a los auotres del diccionario, por vivir en el presente siglo y no en la realidad paralela, heteropatriarcal de los ilustres gilipollas y esnobs de la Real Academia.

Etiquetas: , , ,

Abismos martes, 11 de septiembre de 2007 |



Mientras que el líder religioso del catolicismo mundial clama contra los anticonceptivos, los homosexuales, el laicismo o la separación Iglesia-Estado, otro líder religioso, pero de una tradición diametralmente opuesta, aboga por todo lo contrario. Ayer, ante más de 11.000 personas reunidas en Barcelona, el Dalai Lama defendió, por enésima vez, la moral laica, el respeto a la diversidad y a la libertad de los pueblos, en un claro guiño a los únicos políticos españoles [Ezquerra Republicana] que, en una muestra de dignidad, han sido capaces de reunirse con el líder religioso.

Y es que, entre el catolicismo y el budismo en su vertiente tibetana no sólo hay un abismo, sino un universo que los separa. Buena muestra de ello es el creciente interés de los occidentales por las tradiciones búdicas, y muy en concreto, por la tibetana. España, un país tradicionalmente ultra-católico es un buen ejemplo del proceso de “orientalización de las conciencias”. Hace menos de una década hubiera sido impensable reunir en un palacio de deportes a más de 11.000 personas para escuchar el mensaje de una figura religiosa no-católica. La expansión y el interés del budismo en occidente es un proceso relativamente nuevo; si bien es cierto que, al menos en un primer momento, las tradiciones budistas japonesas eran las mayoritarias, a partir de la década de 1970 se asiste a un espectacular auge del budismo tibetano. A ello contribuye el exilio masivo de lamas y maestros tibetanos tras la salida del Dalai Lama del Tíbet en 1959. La simpatía de muchos occidentales por la causa tibetana se mezcló, finalmente, con una especie de conversión no-ortodoxa, por la cual, los principios básicos del budismo terminaron generando un modus vivendi que no implicó una conversión religiosa. Y es en este punto donde radica la clave para entender la aceptación del mensaje del Dalai Lama en el perdido occidente: el budismo no es una religión en el sentido estricto del término, sino un estilo de vida basado en las enseñanzas del Buda histórico. La versatilidad del mensaje búdico y su adaptación plena al marco de la postmodernidad [de hecho, el budismo es la única de las religiones universales que ha sido capaz de adaptarse a los retos ideológicos del mundo actual] explican este auge. El Dalai defiende, ante todo, la democracia como sistema político; la moral laica como guía para construir sociedades diversas y respetuosas; la libertad individual ante cualquier tipo de colectivismo totalitario; y el respeto por todas y cada una de las tradiciones religiosas del globo. Los jerarcas del catolicismo deberían tomar nota, a no ser, claro, que pretendan seguir contribuyendo al vaciado de sus iglesias y a la deserción masiva de sus fieles hacia otras tradiciones, como la tibetana, que ofrece un mensaje de paz y de concordia universales.

Etiquetas: , , , , ,

Bienvenido domingo, 9 de septiembre de 2007 |



No creo ni en los héroes ni en los ídolos de masas; ni creo que la historia esté marcada por personalidades con un don especial, directoras [según las escuelas de producción historiográfica más tradicionales] de la vida de las masas. Y muy a pesar de no creer en esta arcaica y absurda concepción de nuestra historia y del mundo del presente, sí creo en que, de cuando en cuando, existen seres humanos que desafían las lógicas imperantes, el funcionamiento de sus respectivas sociedades o, incluso, el orden mundial. Junto con Mahatma Gandhi, el actual Dalai Lama [el XIV] es, con toda probabilidad, uno de los seres humanos que entrarían en la categoría anterior. Testigo del período más turbulento de la historia de Asia, del imperialismo europeo, la caída del Imperio chino, la creación del Japón imperial o la invasión de su propio país por el monstruo comunista, el Dalai Lama, exiliado desde hace casi medio siglo en la Inida, representa los valores fundacionales del pacifismo moderno. Su vía para solucionar el conflicto tibetano, la vía media o intermedia, a pesar de sus casi nulos resultados prácticos, es uno de los pocos [por no decir únicos] ejemplos de lucha pacífica. Sin bombas, refiles o asesinatos, los tibetanos liderados por el Dalai Lama han sido capaces de mantener una lucha moralmente asentada en los principios no-violentos del budismo y en la vía abierta en el pasado siglo por el Mahatma. Y es esa lucha sin sangre ni violencia, pero apartada de los objetivos de las cámaras, las televisiones o los periódicos sedientos de extremismos y barbaries, la que nos recuerda que existen vías alternativas a las explícitamente violentas para defender los derechos humanos o la libertad de los pueblos. Por ello, el Dalai Lama es la personificación del pacifismo, del respeto por las ideologías ajenas o la convivencia interétnica e interreligiosa en el mundo multipolar y globalizado. Hoy, Su Santidad, el XIV Dalai Lama del Tíbet, visita España en una gira que lo llevará por una serie de países europeos. Y como ya viene siendo costumbre, uno de los líderes religiosos y políticos mejor valorados por la opinión pública mundial, que se autodefine como un simple monje, pero que atrae a miles de personas allá por donde pasa, deleitará a todos aquellos que acudan a las conferencias programadas con la aparente simplicidad de unos argumentos que esconden un mensaje mucho más profundo: el mensaje búdico de la no-violencia y el respeto a todos los seres vivos. Bienvenido Su Santidad.

Etiquetas: , , , , ,

En el nombre del padre, el hijo y los millones [de dólares] sábado, 8 de septiembre de 2007 |

Que la Iglesia católica es un nido de pederastas y pervertidos, reprimidos sexuales y lunáticos monosteístas e intolerantes [lo que viene a ser lo mismo] no es una novedad que se merezca un post entero. Lo que sí se merece un “post”, un artículo y un libro del tamaño de una Biblia son los cientos, por no decir miles de escándalos sexuales en los que se ha visto implicado el clero romano. Los mismos que claman contra el cielo contra los matrimonios entre personas del mismo sexo, y lo que es peor aún, el derecho de todo no-heterosexual a vivir su sexualidad en plena libertad; que critican sin tapujos los anticonceptivos, el aborto o la libertad sexual de todo individuo; que pretenden erigirse en adalides de la moralidad ante una sociedad, según ellos, descarriada y perdida en el amasijo de trampas pecaminosas de la banalidad del presente.., son los mismos que violan a niños, sin el menor de los remordimientos; predican los valores sexuales [o más bien depravaciones sexuales] del trasnochado catequismo, mientras en la oscuridad y bien alejados de la vista de cualquiera, practican el sexo con hombres y mujeres; los que sin un ápice de vergüenza despotrican, insultan y cuestionan los fundamentos sobre los que se rigen nuestros supuestos ordenamientos laicos, interfiriendo cuando pueden, en los asuntos civiles. Es esta hipócrita curia, la misma que habla de valores cristianos para luego arremeter contra todo aquel que no comulgue con su estrechez mental, la que, con talonario millonario en mano, pretende poner coto a los desmanes de sus sacerdotes.

Así, la diócesis de San Diego [en el sur de California] parece haber llegado a un acuerdo con las familias de las 144 víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes de la comunidad, por el que la Iglesia católica pagará la friolera de 198 millones de dólares en concepto de indemnización. Esta cifra se une a la mayor de las indemnizaciones que la Iglesia ha pagado hasta la fecha, los 660 millones de dólares que la archidiócesis de Los Ángeles decidió desembolsar en julio de este año para parar la avalancha de juicios a la vista: las 508 víctimas de abusos sexuales listas para iniciar la batalla legal contra la depravación católica. Según los analistas, sólo la Iglesia de Estados Unidos ha desembolsado, desde 1950, unos 2.300 millones de dólares en concepto de indemnización a víctimas de abusos sexuales a manos de sacerdotes católicos. Y ustedes, igual que yo, se preguntarán de dónde sale todo este dinero. ¿No es la Iglesia de Cristo la Iglesia de los pobres? ¿De dónde se supone que saca la Iglesia estas ingentes cantidades de dinero? ¿Qué hacen estos hipócritas acumulando dinero, en lugar de destinarlo a proyectos de ayuda humanitaria, por ejemplo? ¿Cotizará la Iglesia algún día en la bolsa? ¿Es la Iglesia una multinacional?

Etiquetas: , , ,

Vaticanadas jueves, 6 de septiembre de 2007 |

La deriva paranoide y ultraconservadora de los jerarcas del catolicismo más recalcitrante no parece detenerse, ni ante nada ni ante nadie. El último episodio de intromisión católica, de despotismo religioso y arrogancia sin límites lo ha protagonizado el Secretario de Estado del Vaticano, tras una crítica sistemática de éste [y se sobreentiende de la jerarquía vaticana] a la política en materia de derechos sexuales y reproductivos consensuada por los representantes de cada una de las delegaciones nacionales de Amnistía Internacional. Durante los dos últimos años, los delegados nacionales de Amnistía han estado debatiendo las implicaciones del aborto y sus consecuencias en aquellas cuestiones relativas a los derechos humanos. Como promotores de la vida, el principal de los derechos humanos existentes, y activos detractores de la pena de muerte, Amnistía siempre había mantenido una postura ambigua a este respecto. La organización, sin entrar en juicios de valor respecto a esta práctica [ni la promociona ni la critica públicamente], lleva estos últimos años embarcada en una campaña global cuyo principal objetivo es poner coto a la violencia extrema que más de la mitad de las mujeres del globo sufren a manos de sus parejas, sus familias, jefes, desconocidos… Tras un análisis profundo de la situación de las mujeres en todo el mundo, el panel de expertos de Amnistía Internacional llegó a la conclusión de que las mujeres se hallan, en grandes extensiones del planeta, desamparadas legalmente. La vida sexual de las mujeres se halla, en muchos casos, en manos de sus despóticas parejas, y en los casos más extremos, controlada por las legislaciones represivas, heteropatriarcales y misóginas de algunos estados. Así, las mujeres que son descubiertas abortando, en países como Nigeria, pueden ser sentenciadas a la pena capital en juicios sin nulas garantías procesales; en otros países, las mujeres son perseguidas sistemáticamente y encarceladas por practicar abortos, o por tenerlos de forma natural; en otros, a las mujeres con embarazos ectópcios [aquellos en los que el feto no tiene posibilidades reales de sobrevivir al parto], les es denegada sistemáticamente el acceso a una cirugía capaz de salvar sus vidas.

A estos terribles casos hay que añadir los más que documentados casos de violación en contextos de guerra o violencia interétnica. La violencia sexual ha sido una práctica común en guerras como las de la extinta Yugoslavia [donde la violación constituyó uno de los medios más comunes de plasmación de los odios interétnicos]; en el genocidio de Ruanda, y en la más reciente crisis humanitaria y guerra de Darfur [Sudan]. Los embarazos productos de estas violaciones refuerzan el trauma y la exclusión social típica de estos casos, y lo que es peor aún, la obligación social o estatal de mantener la gestación de estos fetos producto de una acción criminal, es un atentado en toda regla contra los derechos reproductivos y sexuales de la mujer violada. Amnistía calcula que en torno a 70.000 mujeres en todo el mundo mueren al serles denegada una intervención médica en el caso de embarazos no deseados, ectópicos o complicados. El Vaticano criticó la decisión de Amnistía de defender los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres violadas, y muy especialmente, su inalienable derecho a hacer uso del aborto en todos los casos ya expuestos [y en aquellos libremente decididos por ellas mismas], al considerar que las mujeres en general, ni tan siquiera las violadas, pueden recurrir a las prácticas abortivas. Pero no se puede pedir más a un Estado dirigido por hombres que dicen practicar la castidad, mientras sodomizan a niños; que se dicen heterosexuales puros, mientras en la oscuridad practican sexo con otros hombres; y que predican el amor universal al mismo tiempo que siembran odio y propagan un mensaje excluyente y aberrante.

Etiquetas: , , , , , ,

No vas a tener casa en la puta vida miércoles, 5 de septiembre de 2007 |



La reciente crisis hipotecaria en Estados Unidos y sus efectos sobre la economía global empiezan a sentirse, por mucho que el Ministro Solbes augurase, en un primer momento, que nuestro país se hallaba blindado frente a los efectos de la misma. El negocio del ladrillo y el cemento parece haber tocado techo. Tras más de una década de especulación inmoral e inconstitucional [no olvidemos que la vivienda es un derecho garantizado constitucionalmente], con la ayuda primordial de Aznar y sus huestes, y el empujón final de Zapatero y los suyos, unido al entramado de corrupción a nivel municipal y autonómico, el resultado final ha sido desastroso. España es el país con las viviendas más cara del planeta, teniendo en cuenta los ingresos medios y salarios de sus ciudadanos y el precio medio de una vivienda. Los bancos, las cajas de ahorro, las constructoras y las inmobiliarias, junto a las corruptas corporaciones municipales, llevan años enriqueciéndose a costa de los ciudadanos de a pié. Y son ellos, el conglomerado de especuladores del suelo y corruptos políticos y banqueros, los causantes de un mal que imposibilita que millones de jóvenes, con trabajos precarios y contratos basuras, pero con estudios superiores, puedan acceder a una vivienda y disfrutar de un derecho humano básico.

Por ello, para manifestar nuestra repulsa a la hipocresía gubernamental, a la mentira flagrante de las ratas socialistas, los mismos que crean un Ministerio de la Vivienda cuyas ínfimas competencias sólo le permiten publicar libros sobre arquitectura y casas de diseño [al alcance sólo de aquellos que juegan con el futuro de los ciudadanos, con su dinero]; un Ministerio cuya única función en estos cuatro años de gobierno socialista ha sido lavar la cara a un negocio sucio e inmoral, mientras no se hacía nada por facilitar a los jóvenes el acceso a su primer vivienda [ya sea en propiedad o a través de un régimen de alquiler acorde con la más que precaria situación económica de éstos]. Por ello, la plataforma V de Vivienda ha acordado celebrar protestas masivas en todos los ayuntamientos del país el día 6 de octubre. Porque, como bien dice el lema de la campaña y la protesta del día 6, y a menos que hagas algo, no vas a tener casa en la puta vida.

http://novasatenercasaenlaputavida.com/

Etiquetas: , ,

izquierda unida