<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Democracia



Myanmar lleva sumida, desde al menos un mes, en las mayores protestas populares contra la Junta Militar desde 1990. La subida espectacular de los precios de los carburantes [motivados por un alza sustancial de los impuestos gubernamentales sobre, principalmente, el gas y el petróleo] es la principal responsable de que, tras más de una década de silencio y dictadura, los birmanos ocupen de nuevo la calle para exigir más respeto por los derechos humanos y la democracia que parece no llegar nunca. Desde mediados del mes de agosto, parece haberse producido una reorganización de la disidencia política encabezada por elementos de la Liga Nacional Democrática de la Premio Nobel Aung San Suu Kyi, actualmente bajo arresto domiciliario por orden de la gobernante Junta. El movimiento inicial parece haber logrado nuevas adhesiones que vendrían a confirmar que el descontento con las formas de gobierno de los militares está mucho más extendido de lo que en principio se podría pensar. En lo que llevamos de semana más de 10.000 monjes de todo el país se han manifestado pacíficamente contra los malos tratos sufridos por varios monjes del monasterio de Pakkoku el pasado 5 de septiembre tras celebrar éstos una manifestación pacífica. Así, diariamente, alrededor de 2000-30000 monjes han ocupado las calles de la capital Yangon, Mandalay o Bago para protestar por la falta de libertades en Myanmar. La prensa asegura que en el día de hoy, más de 20.000 personas habrían participado en las protestas pacíficas convocadas en Yangon, lo que la convertiría en la más multitudinaria desde la victoria de Aung San Suu Kyi en las elecciones de 1990. El sábado, unos 500 monjes lograron saltar las barricadas instaladas por la policía para acceder a la calle donde se ubica la casa de la Premio Nobel en arresto; Aung San Suu Kyi, que no había sido vista en público desde 2003, se sumó simbólicamente a la protesta a las puertas de su casa en riguroso silencio y con las palmas de la manos juntas [saludo budista]. Por fin, y tras más de 10 años de agonía militar, algo parece estar moviéndose en una sociedad, como la birmana, harta del clientelismo de la Junta, de su despotismo arrogante y de una falta de progreso material terrible. Y como siempre, los budistas vuelven a dar una lección de dignidad y respeto a un mundo que parece haberle dado la espalda a la lucha pacífica y no-violenta de aquellos que creen que ni las bombas ni la sangre son medios legítimos para exigir algo.

Etiquetas: , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida