<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Silencio

Suena el ayer, con una melodía de jazz descafeinado, con más sabor a televisión que se apaga que a música de la buena. El jodido agujero que se hace más grande, con más centímetros cúbicos de vacío negruzco, con el aullido como telonero, de bordes sin color, de contenido en blanco. Hojas, papel que promete la redención en un invierno sin frío, de un noviembre infinito, con su manto de soledades, cortes y silencios; con el sabor amargo de la muerte que lo atraviesa todo. La fragilidad de lo que ya era precario; la precariedad de lo que es frágil. Mundos que se rompen a velocidades que dan miedo. Colisiones frontales en medio de un silencio que aterra, que amortigua las réplicas, que endurece los corazones, que entrona al orgullo. Canonizada la maldad sólo queda esperar. Al silencio que terminará lo que jamás pudimos acabar; al perdón envenenado por el que exigirán indignidad; por un retorno en falso a lo que un casi decenio ya se llevó por delante; a la locura a la que te arrastrarán mil veces más, tantas como días de vida me queden.

Etiquetas:

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
  • Anonymous Anónimo says so:
    8:09 p. m.  

    Algún día espero que vuelvas a escribir con tu eterno azul. Aún sigo mirando de vez en cuando tus palabras; algunas ya me las sé casi de memoria, otras siempre consiguen traerme mil recuerdos y sensaciones.

    Vuelve a escribir. Ya sabes que aquí seguiré, espero que otros 10 años más como mínimo, jejeje

    Ruth top

izquierda unida