<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Papa pasivo




Los dilemas éticos y morales en torno a cuestiones tan difíciles de abordar como los límites de la libertad de expresión o la idoneidad de la censura en aquellos casos en los que se vulneren los derechos de otros, se presentan cada dos por tres. Ahora bien, dependiendo del bando ideológico en el que se milite uno podría considerar la aplicación de la censura como una medida necesaria ante casos de vulneración de la intimidad, la dignidad u otros derechos básicos de aquel o aquella al que se hace referencia. Así, los musulmanes de medio mundo clamaban al cielo cuando se publicaron aquellas viñetas del Profeta a imagen y semejanza de un terrorista suicida [con el agravante, para ellos, de que las representaciones del Profeta y Alá están prohibidas]. Por el contrario, aquellos que se decían liberales y demócratas clamaban al cielo opuesto, agarrándose a conceptos tan sagrados como la libertad de expresión o de conciencia para defender la publicación de aquellas imágenes. Entre estos “defensores de la libertad” estaban muchos de los elementos que integran la “horda cavernaria” de derechas, católicos confesos en su mayoría y profundamente “islamófobos”.

Pues bien, leo hoy que en una antigua iglesia de la isla de Ibiza se ha montado una exposición colectiva titulada “Vamos a Ibiza”; una de las obras expuestas es un triple collage en el que, entre otras cosas, aparece el difunto ultraderechista papa Juan Pablo II en actitud pasiva y sodomizado por otro hombre. También aparecen varios elementos de la iconografía católica entremezclados con escenas de sexo homosexual explícito. Si bien es cierto que la calidad artística de la obra es bastante lamentable [como casi todo lo que los “artistas” de hoy hacen], más de uno pensaría en aplicar algún tipo de censura sobre esta obra. Pero, ¿dónde están los límites de la libertad de expresión? ¿Qué diferencia hay entre un difunto Juan Pablo II recibiendo leña trasera y un Mahoma con explosivos atados a la cintura y con pinta de cabronazo insoportable? ¿Es lícita la censura en estos casos? ¿Puede la libertad de expresión tener límites?

Etiquetas: , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida