<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>





















Justicia miércoles, 31 de octubre de 2007 |

El juicio al mayor atentado terrorista de nuestra historia tiene un veredicto, firme y taxativo, por el que, definitivamente, cualquier posible [y mentirosa] duda sobre la autoría del mismo queda despejada. Una célula islámica de carácter yihadista fue la autora material de la voladura de los trenes de cercanías madrileños, compuesta por los siete terroristas autoinmolados en Leganés y los considerados culpables en este juicio. A estos se une el minero asturiano, el “preso de conciencia de la derecha española”, Suárez Trashorras [que en su momento llegó a recibir el apoyo moral y material del periódico El Mundo], culpable de haber suministrado la dinamita extraída de Mina Conchita a los terroristas. El supuesto autor intelectual de la matanza, Rabei Osman el Sabed, El Egipcio ha quedado absuelto. Los conspiranoicos ya tienen un nuevo clavo ardiendo al que agarrarse, y como era de esperar, el diario El Mundo ya lidera la nueva estrategia de la derecha. ¿Acaso es necesario un instigador intelectual para una matanza de tal calibre? ¿No basta con el fanatismo de los mismos que cometieron el atentado? ¿No fueron el tunecino y el chino los principales inspiradores y artífices de la matanza? El hecho de que estén muertos imposibilita cualquier aplicación de justicia terrenal. Y aún así, ¿no podría ser considerado Bin Laden como el mayor ideólogo e instigador de atentados yihadistas de medio planeta, incluido el de Madrid? Los autores materiales condenados [sin tener en cuenta a los suicidas de Leganés] son Jamal Zougam y Otman El Gnaoui, condenados ambos a más de 40.000 años de prisión. Las restantes condenadas son por integración en banda armada y organización terrorista. Así se cierre un capítulo judicial único en el nuevo contexto global impuesto por la violencia extrema yihadista y la deriva del Imperio. España es el único país que ha sufrido un atentado de estas características y cuyo sistema judicial ha podido, con una celeridad y una organización sorprendente, impartir justicia y condenar a los responsables de tal atrocidad. Otra cosa es que la rancia derecha y sus voceros mediáticos acaten la sentencia, sigan insultando y riéndose de las víctimas y opten por darle un nuevo aspecto a la conspiración que ya pusieron en marcha hace más de tres años; la deriva de esta impresentable derecha se nos presenta, así, imparable.

Etiquetas: , , , , ,

Respeto martes, 30 de octubre de 2007 |

El terror ciego de aquellos encomendados en cuerpo y alma a la violencia no tiene límites, y eso, por desgracia, lo saben muy bien los familiares y amigos de los 191 muertos y de los más de 1.800 heridos en el mayor y más sanguinario ataque terrorista de nuestra historia. Aquella mañana de marzo la violencia monoteísta hacía saltar por los aires trenes de cercanías repletos de estudiantes y trabajadores; de españoles, sudamericanos, europeos y africanos; de seres humanos, al fin y al cabo, inocentes. La escoria implicada en esta barbarie, la que prestó el apoyo material para realizar el atentado, la que ideológicamente inspiró a los asesinos y los propios autores materiales, ha corrido distinta suerte. Los cobardes de Leganés se autoinmolaron cuando se vieron acorralados; otro permanece en paradero desconocido; los restantes esperan, entre rejas, el veredicto del más importante juicio de nuestro tiempo. Mañana seremos testigos de que, a pesar de los bulos, las teorías conspirativas, los insultos y las mentiras y patrañas de esta execrable derecha y sus voceros mediáticos, la justicia existe. Desde este blog deseamos que el peso de la ley caiga como una pesada losa sobre los implicados en esta barbarie. Sabemos que la justicia no puede ser aplicada a los muertos, a los cobardes suicidas de Leganés que autoinmolándose escaparon al veredicto terrenal. A los asesinos que aquella tarde saltaron por los aires, integristas y fanáticos religiosos del Dios único y verdadero, les deseamos que su hipotética y poco probable justicia divina les castigue a su manera. Por último mostrar mi más absoluto respeto y solidaridad con todas y cada una de las víctimas de esta repugnante barbarie: a las madres, a los padres, a los hermanos, a los novios y novias, a los amigos y conocidos de todos y cada uno de aquellos que perdieron su vida en aquellos trenes; a los que tuvieron que pagar, con sus propias vidas, la irresponsabilidad de una clase política inmoral; a los que dieron su vida, sin quererlo, por una guerra que no les concernía; justicia y dignidad para las víctimas.

Etiquetas: , , , , , ,

Homofobia vaticana lunes, 29 de octubre de 2007 |



Estos días hemos tenido que soportar una serie de ataques sistemáticos [¿y coordinados?] de determinados sectores eclesiásticos y de grupos afines al Vaticano contra todo aquello que consideran “inmoral” y “repugnante”, ergo, todo aquello que se aleja de su catequismo medieval. Ayer criticaba duramente la politización de la macro-beatificación de los “mártires de la República y la guerra civil”, sin haberme enterado aún de un dato clave de dicha ceremonia: la homilía. Al parecer, el encubridor de pederastas de turno [el cardenal portugués Saraiva Martins] dedicó una serie de ataques directos contra la política del actual gobierno socialista, entre las que hay que destacar esta, la de que los creyentes están destinados a:

[...] defender la dignidad de la persona, la vida desde la concepción hasta la muerte natural, la familia fundada en la unión matrimonial una e indisoluble entre un hombre y una mujer, el derecho y el deber primario de los padres en lo que se refiere a la educación de los hijos.

La constante intromisión del Vaticano en la política interna de una nación soberana y laica, como supuestamente lo es España, es un insulto directo al sistema democrático. La Iglesia parece no cansarse jamás de imponernos su caduco ideario social, eso sí, mirando hacia otro lado cuando la corrupción y la perversión sexual [véase pederastia] campa a sus anchas en sus iglesias, confesionarios y seminarios. Resulta intolerable que esta institución, cuyos casos de pederastia y abuso de menores son innegables, pretenda erigirse en adalid y defensor de la moralidad en un mundo carente de valores. ¿De qué valores nos está hablando el cardenal de turno? ¿De los valores de los sacerdotes españoles de la guerra civil y la dictadura con el brazo derecho alzado? ¿De los sacerdotes que violan a niños inocentes y que escapan de la justicia divina, y lo que es aún peor, de la terrenal vía el pago de millonarias sumas de dinero? ¿De los valores del odio y el rencor que a diario lanzan los prelados contra los homosexuales de medio mundo? ¿O es que la Iglesia aún no se ha percatado que los millones de homosexuales que pueblan el mundo no han elegido, en la mayoría de los casos, su sexualidad? ¿Realmente es posible elegir ser homosexual en países como Irán, Arabia Saudita, Egipto o Polonia? ¿No somos todos, según estos iluminados esquizofrénicos, obra de un Dios único y perfecto? ¿O es que los homosexuales somos las piezas degeneradas de la imperfecta construcción divina de lo terreno? La campaña institucional de la foto es del gobierno de la Toscana [Italia] y lo ejemplifica muy bien: nosotros no hemos elegido querer a alguien de nuestro mismo sexo; nosotros no elegimos ser gay, lesbianas, transgénero, bisexuales o intersexuales, ya que si pudiéramos elegir muchos optaríamos por lo más fácil. Nosotros nacimos así, o al menos yo lo hice, y por ello pido que se me respete y que se me deje de vejar desde los púlpitos y las basílicas de esta “siempre santa” [y pederasta y pervertida] Iglesia católica.
pd: text de la foto en italiano: "la orientación sexual no es una elección".

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Iglesia sin memoria domingo, 28 de octubre de 2007 |



La Iglesia católica ha vuelto a escenificar, con la pompa y la inmoral fastuosidad que caracterizan sus ceremonias de beatificación, la deriva esquizofrénica de su actual jerarquía. La beatificación de los autodenominados “mártires de la República y la guerra civil” es un ejercicio extremo de cinismo, arrogancia y amnesia histórica, ya no sólo por el momento en el que se celebra [en plena tramitación de la Ley de Memoria Histórica], sino por la más que evidente politización de una ceremonia que trasciende los marcos religiosos a los que debería ceñirse. Nadie pone en duda que en la zona controlada por la República [o más bien, controlada por los sectores antifascistas, no siempre leales a la democracia] se cometieron una infinidad de agresiones contra miembros de la Iglesia católica. La persecución del clero y la destrucción y quema de iglesias fue una constante durante buena parte de la década de 1930. Pero los jerarcas de Roma se equivocan al intentar asociar el anticlericalismo radical del quinquenio republicano con la propia democracia de entonces: el sentimiento anticlerical español fue anterior a la II República y sus raíces se ahondan en las fases iniciales del despliegue del liberalismo español. No debe olvidarse que la jerarquía eclesiástica de entonces era radicalmente antiliberal, y para colmo, hicieron un uso explícito [e ilícito] del sentimiento religioso mayoritario como medio de vertebración del orden social del Antiguo Régimen, al que se agarraron con una fuerza que condujo, en parte, a episodios de un esperpento mayúsculo como los protagonizados por el alto clero durante la contienda civil. Obispos haciendo el saludo fascista y religiosos convertidos en elementos activos de la represión franquista; curas convertidos en verdugos, en asesinos del aparato represor del nuevo Estado, y un alto clero entregado totalmente a las ansias asesinas de los sublevados fascistas. Esta es la otra realidad que la “Iglesia de los mártires” parece no admitir haciendo gala de una hipocresía inmoral.

Benedicto XVI y los restantes miembros de la jerarquía eclesiástica deberán asumir, tarde o temprano, los errores de su Iglesia en España durante la guerra civil y la interminable dictadura que posteriormente apoyaron sin fisuras, al menos en una primera etapa. Nosotros condenamos la violación de monjas, el asesinato de curas y la quema de iglesias, de eso no cabe ni la menor duda. Pero equiparar la represión en la “zona roja” con la llevada a cabo en los territorios de los alzados fascistas constituye una distorsión histórica imposible de admitir. La represión franquista se efectuó bajo el amparo y el control directo de los altos mandos del alzamiento, ergo, bajo una estructura pre-estatal [durante la guerra] y otra centralizada y organizada por el nuevo Estado. La persecución religiosa no fue, en ningún momento, objeto de una política central de la democracia republicana, que muy al contrario, ésta condenó los episodios de violencia anticlerical a los que debió hacer frente. La II República no asesinó a curas y a monjas, como los prelados pretenden hacernos creer más de 70 años después; pero los alzados a los que los cardenales y los obispos españoles dieron un más que entusiasta apoyo, fueron los organizadores de un Estado-monstruo capaz de hacer de la represión y el asesinato los ejes vertebradores de su política interior. Mientras que esta Iglesia dominada por individuos ajenos a la realidad, capaces de insultar y denigrar a los homosexuales desvinculados de la misma, mientras ignoran la putrefacta realidad sexual de aquellos que en el seno de su institución son capaces de violar y abusar de niños, no sea capaz de pedir perdón y reconocer su inmensa culpa en los fatídicos acontecimientos posteriores a 1936, en España no habrá una auténtica reconciliación nacional, sino todo lo contrario: una desmemoria atroz y una distorsión histórica inadmisibles.

Etiquetas: , , , , , , ,

1 año jueves, 25 de octubre de 2007 |



Fue ayer, hace ya un año, cuando decidí montar esta pequeña bitácora virtual. Con un diseño de fondo negro y letras blancas, austero y sin logotipo, iniciaba la andadura de lo que ha terminado convirtiéndose, en estos últimos 365 días, en mi vía de desahogo principal. Entonces, al igual que hoy, hablaba del asesinato a manos de los paramilitares chinos de una tibetana que intentaba llegar a la India vía el paso del Nangpa la; hoy, 366 días después, vuelvo a hablar de un Tíbet ocupado, donde la represión, en lugar de disiparse, parece acentuarse a diario. El Tíbet ha sido y sigue siendo el eje vertebrador de este blog; son pocos los días en los que no se me plantea la opción de escribir algo acerca de él, pero por no aburrir más a los pocos que deciden visitarme, siempre opto por ampliar la gama de temas a tratar. Los derechos humanos, la libertad de expresión, la democracia radical, los derechos de los animales o la libertad sexual son las banderas de este espacio virtual. También ha habido espacio para temas más personales, como la muerte de mi perra Nira…, por cierto, la sigo echando mucho, muchísimo de menos.

En cómo darle la vuelta creemos en la libertad por encima de cualquier otra ideología; censuramos el comunismo, el neoliberalismo o cualquier otra ideología totalitaria que atente contra los derechos básicos del ser humano; creemos en un mundo laico, libre de guerras y de miserias; libre de dictaduras comunistas, dictaduras militares o dictaduras del capital. Desde cómo darle la vuelta seguiremos defendiendo los valores básicos de la democracia radical, de tradición liberal: el trinomio revolucionario francés, y 1789 como año, son nuestro punto de arranque. Por último expresar mi más profunda y enérgica condena al régimen birmano, que por desgracia, parece haber acaparado los últimos posts del mes. Estoy capacitado para afirmar que los birmanos constituyen un pueblo extraordinario; no son merecedores de esta atroz injusticia. Myanmar me atrapó desde un primer momento, supongo que por ese aire especial que se respiraba en una nación budista basada en los principios básicos del Buda histórico; pero Myanmar enamora por una serie de razones difíciles de describir, supongo que hay que visitarlo para entenderlo. No creo en las patrias, ni en los sentimientos nacionales, pero si alguien me preguntara en estos momentos a qué patria me adscribiría, sin dudarlo ni un momento, desearía decir que soy tibetano o birmano. Vivo en occidente, en lo que muchos llaman el “primer mundo”, algo que materialmente es incuestionable; pero nuestra pobreza espiritual es tan visible y tan acuciante, que son pocos los que escapan a esta terrible realidad. Los birmanos y los tibetanos no tendrán nada, de hecho carecen de todo; pero poseen un valor que nosotros desconocemos. Por ellos, por los que sufren a diario la carestía material, las injusticias de la dictadura y la falta de libertad dedico este simple post. Mientras me queden ganas y fuerzas seguiré defendiendo el derecho de todo ser humano a ser libre, y el derecho de los pueblos a decidir su futuro: ¡Tíbet y Myanmar libres ya!

Gracias a todos por seguir leyendo este blog, mil gracias.

Etiquetas:

Silencio impuesto |



La concesión de la medalla de oro del Congreso de los Estados Unidos al Dalai Lama ha reactivado, por enésima vez, el enfrentamiento sino-tibetano. Existe un preocupante precedente al respecto: la concesión en 1989 del Premio Nobel de la Paz. Entonces, las manifestaciones de júbilo de los ciudadanos de la capital fueron aplastadas por los tanques y las armas del ejército popular. Para rematar la faena, y a modo de guinda final, el Partido Comunista Chino decidió imponer la ley marcial y el estado de excepción en todo el Tíbet.

Free Tíbet Campaign asegura que el gobierno chino ha cerrado monasterios y detenido a cientos de personas en Lhasa y en algunas comunidades tibetanas en la provincia china de Quinghai [antigua Amdo tibetana] y Gansu. Todo parece indicar que el conflicto estalló el 17 de octubre, cuando los monjes del mayor monasterio del Tíbet, Drepung, repintaron las paredes de la residencia oficial del Dalai en dicho monasterio y celebraron una oración especial en su honor. Unos 3000 policías fueron desplegados en el monasterio para impedir la salida del millar de residentes del complejo monástico. El sellado de Drepung parece no haber sido el único, ya que se tiene constancia también del cierre del monasterio de Nechung [sede del oráculo oficial ahora en el exilio]. La atmósfera que se respira en Lhasa en estos últimos días es de una tensión creciente que, irremediablemente, recuerda a los años de la ley marcial a principios de la pasada década. Un número mayor de tropas desplegadas en las principales arterias y puntos de la ciudad y un aumento de los puntos de control militar parecen indicar una más que factible remilitarización de la capital. En Labrang [provincia de Gansu], varias personas fueron arrestadas en una carga policial descontrolada tras haber celebrado un espectáculo de pirotecnia en honor al Dalai Lama. También se tiene constancia del cierre de cibercafés y de la confiscación de parabólicas en la provincia de Amdo, presuntamente para impedir que sus propietarios tuvieran noticias de la concesión de la citada medalla. También se tiene constancia de la imposibilidad de acceder a la popular página de YouTube en toda China, algo que los analistas conectan con la concesión de la medalla.
El silencio impuesto por los comunistas asesinos ha de conectarse con una reactivación de la campaña anti-Dalai Lama, intensificada por las autoridades chinas en este último año. Todo indica que la situación actual que se vive en el Tíbet conducirá, de nuevo, a la ley marcial y al estado de excepción que, por otro lado, se vive a diario en el Tíbet desde su ocupación por los asesinos comunistas en 1959.

Etiquetas: , , , , , , ,

No olvidamos martes, 23 de octubre de 2007 |

Myanmar ya no es noticia, directamente ya no interesa. El morbo inicial de una revuelta que inevitablemente terminaría convirtiéndose en una sangría humana, ha dado paso a un desinterés inmoral. A través del blog Desde el Exilio, me encuentro con este impactante documental con imágenes inéditas de la salvaje represión en la antigua Birmania. Mientras todos miramos hacia otro lado, en Myanmar más de 50 millones de seres humanos viven encarcelados en un país-prisión gobernado por una Junta apoyada directamente por el igual de asesino régimen chino.


Etiquetas: , , , , ,

Memoria imposible viernes, 19 de octubre de 2007 |

Que a estas alturas de juego aún estemos discutiendo la conveniencia de abrir las fosas de los muertos de la contienda civil, honrar la memoria de los antifascistas o la prohibición de actos que ensalcen la dictadura en el tétrico Valle de los Caídos, es un insulto a la razón y a la propia democracia. La irresolución de estos conflictos, aparentemente antiguos y desfasados, es un síntoma inequívoco de que el proceso de implantación de las estructuras liberales en España ha sido un desastre mayúsculo. Para algunos historiadores, entre los que me hallo, la guerra civil fue el producto de una dinámica histórica abocada al caos, consecuencia del arrastre de una serie de problemas estructurales relacionados con un final atípico del sistema antiguorregimental. El liberalismo fue introducido en España a través de la guerra [la invasión de las tropas napoleónicas supuso el arranque del proceso de desmonte del Antiguo Régimen] y se afianzó, durante el transcurso de todo el siglo XIX, mediante levantamientos armados [pronunciamentes] de signo liberal. El triunfo de la contrarrevolución [de aquellos que se negaban a aceptar la realidad del liberalismo político] fue otra constante en esta historia de caos y desastres interminables. Los períodos de “apertura” del sistema fueron generalmente cortos, pero en ocasiones intensos: el Trienio Liberal, el Sexenio Revolucionario, la I y II República…, son las evidencias palpables de que el liberalismo triunfó, pero en intervalos de tiempo tan reducidos, que el proceso general se basó en la imposición de etapas de “regresión” política interminables [la Restauración borbónica, denominada también la “paz de los muertos” y el propio franquismo, son los mejores ejemplos de esta dinámica]. La irresolución de los conflictos del quinquenio republicano, la guerra y la posterior dictadura, es el producto de otro proceso histórico, mitificado hasta extremos inadmisibles desde una perspectiva histórica: la transición hacia la democracia. Que este proceso de tránsito fuera dirigido por la batuta de los mismos que durante casi cuatro décadas gobernaron el país basándose en la represión política y la negación de los postulados básicos del liberalismo, ejemplifica perfectamente el extremo al que hemos llegado. De lo contrario, es imposible entender porqué un sector importante de la sociedad española se niega en banda a recuperar la memoria de aquellos que perdieron en la contienda civil. La transición impuso una amnesia falsa, producto de la extraordinaria coyuntura política de finales de la década de 1970. Pero la memoria no puede ser silenciada, ni por los legisladores ni por los vencedores de uno u otro bando. La memoria de los vencidos logró sobrevivir a la dictadura, a la negación de la transición y a la consolidación del sistema monárquico-parlamentario. Negar el derecho de aquellos que creemos firmemente en la recuperación de la memoria de los luchadores antifascistas y los demócratas republicanos, es la negación de la memoria histórica colectiva; de la memoria que recoge las espeluznantes historias del levantamiento, del enfrentamiento y la represión post-bélica. Aquellos que nos niegan el derecho a seguir construyendo nuestra memoria histórica son los mismos incapaces de asumir las contradicciones de su propio pasado, ejemplificando de la peor de las maneras posibles hasta qué punto la construcción de la sociedad liberal en España ha sido un caos del que, a todas luces, parecemos no haber escapado.

Etiquetas: , , , , , , ,

Dalai miércoles, 17 de octubre de 2007 |



El Dalai Lama es el líder político y religioso más longevo de la Tierra. Sus ojos han visto pasar revoluciones, guerras y exilios y la mayor tragedia vivida por su pueblo. A diario recibe en su pequeño y modesto hogar en el norte de la India a aquellos tibetanos que desafían el dominio chino, atravesando las mayores montañas del planeta, haciendo frente al frío himalayo o sorteando los peligros de ser abatidos por los paramilitares comunistas. El Dalai Lama recibe a todos y cada uno de los tibetanos que optan, a la desesperada, por el exilio; escucha sus historias personales, marcadas por la tragedia de una ocupación inmoral; las historias comunes a todos y cada uno de los seis millones de tibetanos, de las familias marcadas por la pérdida de alguno de sus seres queridos a manos de los comunistas, de los asesinos que en nombre del progreso, la hoz y el martillo han cometido atrocidades imposibles de describir.

El Dalai Lama es el símbolo de las aspiraciones del pueblo tibetano; representa todas y cada una de las terribles historias de la ocupación china: al nómada arrestado y en paradero desconocido por hablar de las ansias de libertad de su comunidad; al monje que se niega a denunciar en público a su líder religioso y es sometido a las mayores vejaciones habidas y por haber; al adolescente combativo en paradero desconocido tras hacer pintadas contra la presencia de los asesinos chinos; a la anciana que perdió a su marido durante la Revolución Cultural; al tibetano de a pie, que tras ser descubierto con una foto del Dalai es conducido a una prisión; a la tibetana forzada a abortar por las cuadrillas asesinas de médicos rurales; al escolar al que le es negado el derecho a recibir la enseñanza en su lengua nativa, el tibetano… La ocupación ha sido implacable con el pueblo tibetano, no hay espacio ni para la disidencia ni para la más mínima opinión. La invasión perpetuada del Tíbet es una inmoralidad que las democracias occidentales deberán asumir como un error propio, porque dejar a un pueblo carente de armas a merced de la maquinaria asesina del comunismo en su versión maoísta, es tanto o más inmoral que permitir el asesinato de inocentes en Darfur, pasar por alto la represión en Myanmar o no condenar la violencia en cualquiera de sus formas.

Hoy, el Congreso de los Estados Unidos impondrá su medalla de oro al Dalai Lama, el máximo galardón civil de la nación. China ya ha expresado su furia incontrolada ante lo que considera un ataque frontal contra los “asuntos internos” de su autoritario régimen. Pero nosotros, desde un “mundo libre” que cada vez lo es menos, nos alegramos de una decisión más que acertada, porque este premio no sólo es para el Dalai, sino para todos aquellos que han luchado por la libertad y la democracia; por aquellos que aún hoy siguen encarcelados por ejercer un derecho inalienable como lo es la libertad de expresión; por aquellos que aún sufren, dentro o fuera del Tíbet, las consecuencias de una de las mayores atrocidades del siglo XX.

Larga vida a su Santidad, el XIV Dalai Lama del Tíbet.

Etiquetas: , , , , , ,

Armonía china martes, 16 de octubre de 2007 |



Cada cinco años, los chinos viven lo que puede ser considerado como el principal acontecimiento político de la República Popular: el Congreso del Partido Comunista Chino. En un país de partido único, sin libertad de expresión o asociación y unos derechos humanos básicos gravemente cercenados por un aparato represor de corte estalinista, las dinámicas políticas son notablemente distintas a las de una democracia liberal. Pocas cosas van a cambiar después de este XVII Congreso; las 16 ediciones anteriores así parecen confirmarlo. Ni los Juegos Olímpicos de 2008, a celebrar en la capital china, ni los espectaculares cambios económicos e ideológicos experimentados por el país más poblado del globo, dejan entrever signos de cambio político. De hecho, el presente Congreso ha ratificado, por enésima vez, el deseo de los jerarcas de Pekín de seguir controlando, bajo el férreo control del Partido Comunista, la vida pública china. Hu Jintao, actual Secretario General del Partido y Presidente de la República, es un tecnócrata, presentado por algunos medios occidentales como un “moderado”, inserto en el denominado “sector reformista o popular” del PCC. Estos medios desconocen, por ejemplo, que Hu Jintao era Secretario del PCC en el Tíbet durante la etapa de mayor represión a principios de la década de 1990, y que fue uno de los responsables del establecimiento del toque de queda en la capital tibetana, bajo cuyo mandato se reprimieron las protestas independentistas y se encarceló a centeneras de personas. Así pues, el moderantismo del actual presidente, aunque evidente en los propósitos, no parece serlo tanto en las formas. Al igual que hiciera Deng Xiaoping hacia finales de la década de 1970, Hu parece estar dispuesto a abrir un proceso de reforma política bajo el control absoluto del Partido, lo que traducido al cristiano vendría a significar un proceso de cambio dirigido y monopolizado por los mismos que llevan gobernando con mano de hierro el país. ¿En qué consistirán estas reformas? Todo apunta a que el proceso aperturista jamás desembocará en una democracia de corte occidental, algo que ya había sido señalado por los líderes del Partido en anteriores Congresos. Así, los cauces de participación de los ciudadanos en la vida política del país [en este momento casi nulos], se materializarían en la elección de de los líderes locales del PCC, la “democracia socialista” en versión post-maoísta, pero carente de cualquier proyección en la política nacional. El objetivo final es lo que Hu Jintao ha denominado la “sociedad armoniosa”, que no es otra cosa que una China moderna y avanzada, una sociedad con menores desigualdades entre el campo y la ciudad, eso sí, bajo el liderazgo único y exclusivo del Partido Comunista; una China unida bajo el paraguas del martillo y la hoz como verdugos políticos, y el neoliberalismo como eje vertebrador de la cuarta economía del mundo.

Etiquetas: , , , , ,

Memoria justa viernes, 12 de octubre de 2007 |




Muchos aseguran que reabrir las fosas de aquellos que lucharon por la democracia y la libertad en este país supone reabrir “viejas heridas”; yo creo que es un ejercicio de memoria histórica y de dignidad humana. Aquellos que hace 71 años se levantaron contra la legalidad republicana iniciaron una cruel guerra de la que aún hoy seguimos hablando con tanta pasión. Pocos quedamos indiferentes ante un tema que, directa o indirectamente nos atañe. La República, la guerra y la dictadura han sido los ejes vertebradores de este último medio siglo de convivencia colectiva, ni el olvido ni la ignorancia solucionará los graves problemas estructurales de esta nación de naciones. Así pues, la actitud crítica de la derecha española con respecto a este gran proceso de recuperación de la memoria de aquellos que, durante cuarenta largos años, fueron convertidos en criminales y proscritos por el mero hecho de defender aquellos valores por los cuales nos regimos hoy, es una aberración mayúscula. ¿Quién en su sano juicio no es capaz de condenar un régimen que convirtió la represión y el pensamiento único en los principales ejes de la acción político-social? ¿Quién, sin estar demente, puede legitimar un gobierno surgido de una sublevación armada contra una democracia? El PP, como no….

La Ley de Memoria Histórica se ha hecho esperar: más de 32 años después de la muerte de ese dictador asesino, del cruzado moderno aupado por la Iglesia y aquellos que jamás creyeron [y siguen sin creer] en nuestra libertad. La ley recoge sustanciales cambios en relación al anteproyecto presentado hace dos años: se hace una condena explícita al franquismo; se declaran como ilegítimos los juicios carentes de garantías procesales; la simbología franquista, presente en los nombres de innumerables calles y monumentos de este país, deberá ser retirada; se hará una especial mención a la represión llevada a cabo en la zona republicana y la condena a la persecución por motivos religiosos; se prohibirá la celebración de actos que exalten el franquismo en el Valle de los Caídos; se concederá la nacionalidad española a aquellos integrantes de las Brigadas Internacionales que los deseen, sin necesidad de tener que renunciar a su nacionalidad original [como antes se exigía]. Una novedad notoria es la derogación de muchas de las disposiciones que vieron nacer el Estado franquista, lo que desde un punto de vista legal supone ilegitimar desde sus raíces al propio franquismo. También, y por primera vez, se incluye a los homosexuales como sujetos objeto de derechos y de reparación moral y material como víctimas del franquismo. Así pues, aunque en muchos aspectos la ley es un tanto tibia, por primera vez desde el inicio del proceso de transición hacia la democracia, las víctimas del sistema político más injusto y repulsivo de nuestra historia, podrán ser reparadas desde un punto de vista legal y económico, y por fin, se hace justicia con aquellos que nos precedieron y dieron sus vidas por nuestro sistema de libertades, acabaron con sus huesos en las putrefactas cárceles o campos de concentración de los alzados, fueron forzados a vivir en el exilio o murieron en el silencio impuesto por aquellos que jamás creyeron en la libertad, la democracia y la igualdad. Justicia, dignidad y memoria para los defensores de la República y la democracia.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Free Burma - Birmania libre jueves, 4 de octubre de 2007 |



Hoy 4 de octubre la blogosfera se une en una campaña internacional para denunciar la represión y el olvido sistemático al que se ha sometido al pueblo birmano. Ni las armas ni la fuerza son vías legítimas para la defensa de un sistema tan aberrante como el impuesto por la Junta militar gobernante. Las noticias que llegan desde Myanmar afirman que el régimen ha endurecido la campaña de represión iniciada la semana pasada, peinando las calles y casas en busca de activistas pro-democracia. Se calcula que en torno a unos 4.000 monjes están encarcelados en centros de detención carentes de todos los servicios necesarios; cientos de opositores civiles están desaparecidos y/o detenidos y la intensificación de la represión en estos últimos días llenará las cárceles birmanas de más seres humanos hartos del injusto sistema de los generales.

Etiquetas: , , , , ,

Yo también soy antimonárquico miércoles, 3 de octubre de 2007 |



Que la democracia liberal es harto imperfecta es algo más que obvio, pero que un sistema que se dice democrático se rija por parámetros antiguorregimentales es algo que escapa a la razón. Nuestra actual Constitución es un reflejo de las incoherencias intrínsecas a un sistema monárquico-parlamentario como el español: una institución que se basa en los lazos sanguíneos heteropatriarcales de sus miembros no encaja bien con un sistema de libertades y derechos. Si como bien dice la Constitución de 1978 todos “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, ¿cómo puede entenderse que ese mismo marco constitucional legitime que unos ciudadanos, por el simple hecho de apellidarse Borbón, accedan automáticamente a la Jefatura del Estado sin antes haber sido sancionados por la voluntad popular? ¿No reside la soberanía nacional en el pueblo español? ¿No implica esto que el acceso por lazos de sangre a la Jefatura del Estado vulnere el ya mencionado artículo 14? Al parecer, la horda de fanáticos monárquicos, que se dicen liberales y demócratas [vaya chiste] dicen opinar todo lo contrario. Y para ello, se basan en una sarta de mentiras y tópicos derivados de un fenómeno muy particular: la construcción de una memoria histórica al servicio de la monarquía y de sus grupos afines. Así, a modo de mantra incuestionable, a las nuevas generaciones se nos ha martilleado el cerebro con una suerte de propaganda monárquica que ha mitificado hasta extremos nauseabundos, el “ejemplar y modélico” proceso de transición hacia la democracia. La transición, liberada de sus miserias, males y mentiras ha terminado por convertirse en un proceso histórico intocable e incluso sacro. Así, los propagandistas de este régimen pre-liberal, a través de unos mantras menores pero repetidos hasta la saciedad [Juan Carlos de Borbón es un monarca campechano; gracias a él tenemos una democracia en España; es el garante de la libertad y la unión indisoluble de la nación española; la monarquía española es de las menos ricas del mundo…], han logrado convertir una aberración institucional antiguorregimental en un paradigma democrático indudable. Y yo me pregunto ¿qué tiene de democrático un rey que, por el simple hecho de apellidarse Borbón vive en un palacete, es Jefe de un Estado y vive a costa de los Presupuestos Generales? ¿No éramos todos los españoles iguales ante la ley, sin importar nuestro origen, sexo y mil cosas más?

pd: me uno a la campaña "yo también quemo a la Monarquía", en solidaridad con aquellos cuya libertad de expresión está siendo violada por un Estado que se dice democrático pero que persigue a aquellos que disienten del pensamiento único monárquico.

Etiquetas: , , , , ,

Represión [2] martes, 2 de octubre de 2007 |



El desenlace temporal de la crisis birmana era algo que todos augurábamos: el poder de las armas y la fuerza han terminado aplastando las ansias de libertad de todo un pueblo. Las consecuencias humanas de la denominada “revolución azafrán” son brutales: un número indeterminado de muertos, que a juzgar por la salvaje represión supera, y con creces, la veintena de asesinados oficiales; unos 6000 monjes detenidos en cárceles y campos de confinamiento; un número indeterminado de civiles, probablemente menor que de religiosos, desaparecidos y/o detenidos; cientos de refugiados esperando en la frontera poder entrar en la próspera y vecina Tailandia. Pero las revueltas han contribuido a un factor fundamental para la superación del actual marco de estancamiento político: la internacionalización del conflicto birmano. Hasta hace relativamente poco tiempo, sólo un número limitado de personas conocía la cruda y brutal realidad de los birmanos; las televisiones e internet han contribuido a que en medio planeta se hable, por fin, de Myanmar. Tras casi veinte años de dictadura militar férrea, la actual cúpula de la Junta se enfrenta a un reto aún mayor que el planteado en 1988: la subsistencia del régimen en un clima de clara oposición internacional y la agudización de una crisis económica inevitable. En encarecimiento brutal del gas y el petróleo [en un 500%] terminarán, tarde o temprano, con este engendro político cuya larga supervivencia durante esta última década es responsabilidad única de la vecina China. Y por ello, por los miles de birmanos que valientemente salieron a la calle para reclamar lo que les pertenece, la libertad denegada durante décadas por las armas y la violencia de unos pocos, la blogosfera mundial ha puesto en marcha una campaña internacional para unirnos al grito democrático del pueblo birmano. El próximo 4 de octubre, todos aquellos que deseen hacerlo, publicarán un “post” de protesta por la represión en Myanmar titulado “Free Burma” [Birmania libre]. Con ello pretendemos unirnos a la revolución silenciosa que los propios birmanos han iniciado en el interior del país: apagar simbólicamente las luces y el televisor a las 8 de la tarde, momento en el que la televisión estatal programa el boletín propagandístico oficial [el telediario birmano]. Desde aquí también nos unimos a la “revolución azafrán” con un nuevo logotipo dedicado en exclusiva a la lucha por la libertad y la democracia del pueblo birmano. ¡Myanmar libre ya!

Etiquetas: , , , ,

Solidaridad lunes, 1 de octubre de 2007 |



El mundo mira con una preocupación más que justificada lo que está pasando en Myanmar. En las principales ciudades del globo se han celebrado manifestaciones de condena al régimen militar y a favor del proceso democratizador apoyado masivamente por los birmanos en los últimos días. En occidente, las manifestaciones han estado lideradas, principalmente, por monjes tibetanos exiliados, doblemente sensibles ante el drama birmano: por la conexión lógica entre la represión en el Tíbet y en Myanmar y el hecho de compartir un credo común. En Asia, las principales ciudades del continente han acogido protestas encabezadas, como es de suponer, por birmanos exiliados. Este fin de semana se ha escenificado la rabia de una parte de la opinión pública mundial contra lo que suponen la tiranía, la dictadura y la falta de libertades básicas; contra la venta de la libertad de los birmanos a cambio de petróleo o gas; y contra la política aberrante del gigante chino.

Hace menos de dos meses tuve la enorme suerte de visitar Myanmar; fui testigo, como los restantes visitantes, de las enormes carestías materiales de una población sometida a un sistema dictatorial harto injusto. Las cuestiones políticas son un tabú nacional que algunos parecen saltarse cuando cogen confianza con el extranjero; así, nos enteramos de la veneración de muchos birmanos por su ciudadana más internacional, la Premio Nobel Aung San Suu Kyi, a la que crípticamente llaman “La Dama”, o te topas con las historias del drama del exilio, de aquellos que hace veinte años vieron peligrar sus propias vidas y fueron obligados a dejarlo todo y marchar hacia algún lugar del globo que los quisiera acoger. La dureza de las imágenes que llegan desde Myanmar preocupan, y en mi caso me hacen pensar en aquellos que durante el viaje conocimos: a la guía que nos recogió al llegar al aeropuerto; al chofer que nos acompañó en Yangon y en los alrededores; a nuestro chofer en el norte; a los sufridos conductores de bici de Mandalay; al monje del diccionario en español del Lago Inle…, me es imposible no preocuparme por ellos, me indigna y afecta a nivel personal lo que allá ocurre. El pueblo birmano no se merece este drama. Que a monjes pacíficos y desarmados se les trate como a terroristas o que se dispare a bocajarro a civiles inocentes es algo intolerable. No podemos seguir aceptando el enorme desafío antidemocrático del general Than Shwe y de toda la cúpula de la Junta; no aceptaremos tampoco el chantaje del gobierno chino a las instituciones mundiales. Hay que parar esto como sea.

Etiquetas: , , , , ,

izquierda unida