<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>





















Poema doble del lago Eden sábado, 25 de octubre de 2008 |

Hoy quiero llorar, leyendo al Lorca de siempre, al que desenterrarán cuando otros enterraremos, cuando otros lloraremos lo que se nos va, lo que nunca más volverrá. 


Quiero llorar porque me da la gana

como lloran los niños del último banco

porque yo no soy un hombre ni un poeta ni una

hoja,

pero sí un pulso herido, que ronda las cosas del otro lado.

 

Quiero llorar diciendo mi nombre,

rosa, niño y abeto, a la orilla de este lago,

para decir mi verdad de hombre de sangre

matando en mí la burla y la sugestión del vocablo. 


Extracto del "Poema doble del lago Eden" en "Poeta en Nueva York" de Federico García Lorca, grande. 

Etiquetas: , , ,

Hace dos años viernes, 24 de octubre de 2008 |

Hace dos años el paso nevado de Nangpala se teñía de nuevo de sangre tibetana. Oaxaca estaba sitiada. Amnistía Internacional lanzaba la campaña contra la censura virtual. La Corte Suprema del Estado de Nueva Jersey aprobada los matrimonios homosexuales. Kurt Cobain destronaba a Elvis Presley como el muerto más rico. El fotógrafo Emilio Fernández, retenido por milicias palestinas, era liberado en Gaza. El Ibex 35 marcaba un nuevo récord histórico. Corea del Norte amenazaba con la guerra a Seúl si ésta acepaba las sanciones norteamericanas. Chile confirmaba que el dictador Pinochet tenía 9.000 kilos de oro en un banco de Hong Kong. Un incendio de guagua mataba a 18 personas en Panamá. Las cajas pedían al Banco de España acabar con los “excesos regulatorios”. Barack Obama declaraba sus intenciones de ser candidato a las presidenciales de 2008.

Hace dos años nacía mi blog. Gracias a todos por seguir leyéndome. Muchos, muchos besos. 

Etiquetas:

Recortes [para dos años de vida] miércoles, 22 de octubre de 2008 |

Desde Monte Albán, Oaxaca parecía tranquila. Espejismos desde un mundo detenido, los restos pétreos de un pasado imponente, la irrealidad de lo que fue, lo real del presente. Abajo, en la ciudad insurrecta pocos éramos los foráneos de visita. Respirar la tensa calma de una ciudad fantasma, el preludio de la barbarie. La emoción de vivir algo excepcional. Oaxaca en llamas, rodeada de muerte, de desolación. El inicio del fin de un conflicto sangrante, el inicio de este lugar virtual. Paradojas de la locura humana. Un blog convertido en retrato de mis obsesiones, de mis absurdos, de mis pasiones. Y el Tíbet, país tatuado, deseado, llorado. Obsesión de obsesiones, motor de esta virtualidad, de este desagüe de sentimientos, de valores, de mundos imaginados, de cosas que contar. El silencio del techo del mundo, la barbarie del paso de la muerte, el Nangpala. Un febrero de dolor insoportable. La humanidad de un pinchazo morado, turbio, con color a muerte. Mirarte a los ojos y decirte un adiós de desgarro. Llantos irreprimibles para un sábado de piñata, de carnaval para odiar. El olor nauseabundo de la muerte, el camino hacia el bosque de castaños, morada eterna para madre e hija. Cerrar tus ojos, tocarte por última vez. La tierra que todo lo cubre. Quererte hasta el infinito, llorar tu ausencia. Nira. Revolución de monjes, revolución morada. Imágenes de una Birmania alzada, calles de un julio tranquilo, escenarios de un agosto represor. Hitos de un blog monotemático. Emociones contrapuestas, el dolor de un pasado que no pudo ser. Fosas cavadas para deseos a enterrar. La falta de tierra que las cubra. Piedras dolorosas en su lugar. Promesas hechas en el valle de las mil estupas. El atardecer birmano, el final de una época. La negrura de la navidad, tu andar patoso. Resfriado de perrera, paternidad por sorpresa. La alegría en el corazón herido. Aroa. Un marzo para olvidar. Lágrimas ante un televisor, imágenes de la barbarie, de la brutalidad de las estrellas rojas. La ciudad santa en llamas. El silencio de la vergüenza, de la democracia que nunca es. Llamas olímpicas para una primavera de sangre. La protesta de aquellos que no creemos en hoces, en martillos, en estrellas, en asesinos. Tíbet libre. Crisis de ideas para una encrucijada. La refundación de la virtualidad abandonada. Renovarse o morir. Recortes de una vida más, del que a veces se siente recortado, del que juega con las estaciones, del que huye de la lluvia, del que busca el sol. Un agosto para no olvidar. Un verano eterno, el refugio de tu compañía, de nuestra playa. La confusión cardiaca, el querer, el no poder. Nubes negras en el horizonte invernal, el que trajiste un sábado de octubre. El invierno que llegó por sorpresa, sin esperarlo, sin desearlo. Mi extraño dolor, frío, intenso, como nuestra relación. El abismo del deseo de morir. El desconcierto del que no sabe qué pasará. Lo que cambia todo en dos años. Lo poco que cambian algunas cosas en décadas. Seguir echándote de menos. Cartas virtuales para el dolor que no cesa. Un futuro incierto, como mi vida con todo, con todos. 

Etiquetas: , ,

Invierno lunes, 20 de octubre de 2008 |

Trilogía de estaciones encadenadas, pasajeras, quiméricas. Lo ilusorio del verano imposible, sin playas en otoño, sin nada en el invierno súbito. Y llegó el frío, el que te hiela por dentro a las cuatro de la mañana, su mal agüero. Contigo llegó el invierno, repentina, brutalmente. Cosas del tiempo, de la edad, supongo. El no querer vivir más estaciones como ésta, el no querer vivir más, a secas. Escenas de urgencias repetidas. Perder cosas en el camino que se vive. Lo indigno de hacerlo con dolor. Esperas para una recuperación invernal. Desear que todo pase rápidamente, que este invierno que no debería ser, deje de serlo. 

Etiquetas:

Todos tenemos miedo miércoles, 15 de octubre de 2008 |

Lo bueno del miedo es que a veces te evita hacer cosas que no debes. Y lo malo del miedo es que a veces te impide hacer cosas que deberías haber hecho.

Reflexiones de una pornostar, Patty Diphusa [P. Almodóvar]. 

Etiquetas: ,

El bardo domingo, 12 de octubre de 2008 |

Cuando los demonios rugen su grito salvaje, permite que sólo oiga los seis sonidos sagrados. Cuando me cieguen la lluvia y la nieve, el viento y la oscuridad, permite que mis ojos sean tocados por la sabiduría, y no viendo, vean.


Extracto del Bardo Thödol o El libro de los muertos tibetano [La liberación por audición durante el estadio intermedio].

Etiquetas: ,

Tan cañí jueves, 9 de octubre de 2008 |


Que se vaya el viento, que no quede ni el aire
que sólo se quede este duende que siento por ti
tan cañí
Que susurre el alba, que me arranquen las noches
que la brisa mojada me traiga tu aroma a la cama
tan cañí
Que me mientan las horas, que me quiten los días
trocitos de tela estirada dibujan tu cuerpo
tan cañí
Que se callen las ramas, que no rompan las olas
Que el sonido que escuche de nuevo salga de tu boca
tan cañí

Tan Cañi - Ike Turner & His Kings of Rhythm

Etiquetas: ,

Recortando miércoles, 1 de octubre de 2008 |

Lo difícil de definirse ante algo, indefinición dicen. La trampa perpetua del que no cree en lo taxativo, la falta de firmeza. Atentamente me escuchas, me preguntas, me dices. Quiero esto, no quiero aquello, ¿lo quieres tú también? Mi sinceridad no es suficiente, intuyo. Hablo de páginas pasadas, de fosas en las que hay enterradas historias vividas, muertas y rematadas. Buscamos lo mismo y nos complicamos demasiado, reflexiono tumbado en mi casa viendo C.R.A.Z.Y. El temor de empezar a sentir cosas que van más allá de la atracción, del sexo, de la amistad. Saber que ya he empezado a sentirlas. El miedo que me puede. Desearte más de lo que eres capaz de imaginar. El desconcierto general, como aquel que nos hizo dudar hace ya más de un mes, dos casi. El mantra de siempre erigido en pregunta, el qué querer, el qué poder tener, el qué tendremos. Teorizaciones sobre aquello que no admite teorías sensatas. Somos demasiado racionales, me temo. Mis dudas que no son más que inseguridades. ¿Te gustaré? ¿Te aburriré? ¿Soy realmente lo que buscas? Desearte en silencio, casi a escondidas de ti. El pudor de la timidez innata. Querer quererte. Querer que te dejes querer. Querer estar contigo, sólo contigo. 

Etiquetas: ,

izquierda unida