<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>





















Homofobia maoísta jueves, 26 de abril de 2007 |

El maoísmo fue adoptado por una parte de la progresía europea de la década de 1970 como una ideología revolucionaria y de izquierdas. Los maoístas proliferaron especialmente en los ambientes universitarios de entonces, al presentar la corriente como una suerte de reforma del marxismo-leninismo soviético, una alternativa factible a los desmanes del imperio rojo. El maoísmo constituyó una corriente de moda entre los comunistas europeos de entonces, en plena esfervesencia revolucionaria, auspiciada por los acontecimientos de aquel mayo del 68 y los terribles desarrollos locales del comunismo ideado por Mao en la propia China continental. Los horrores de la revolución cultural y de la propia revolución china, acabaron definitivamente con las corrientes más maoístas de un comunismo estigmatizado por el socialismo verdadero soviético. A partir del declive del comunismo en la URSS y del conocimiento en occidente de los horrores de la revolución cultural, las izquierdas europeas comenzaron a andar por cuenta propia hacia un eurocomunismo antisoviético y hacia los desarrollos finales de lo que hoy conocemos como ecosocialismo.
Por suerte, el maoísmo es hoy una ideología residual; con el enterramiento del fundador de la República Popular, se inició el declive absoluto del extremismo y la ortodoxia maosístas, y se abrió el camino para el desarrollo de una ideología híbrida y versátil fruto de las reformas de Deng Xiaoping. Fuera de las fronteras chinas, el maoísmo se hizo especialmente fuerte en el aún autocrático y despótico reino de Nepal, donde una serie de milicias fuertemente ideologizadas por Mao, comenzaron una interminable guerra civil que parece haber acabado con la entrada en el gobierno de los guerrilleros maoístas.
Según Human Rights Watch, las aún operativas guerrillas [cuyo brazo político participa activamente en el nuevo gobierno nepalí] han hostigado y retenido a la fuerza a personas sospechosas de ser homosexuales. La homofobia de una parte de los cuadros de mando de los militares maoístas se ha traducido en incidentes de enorme violencia hacia individuos sospechosos de no ser heterosexuales. Hacia principios del mes de marzo, HRW denuncia la detención de dos mujeres acusadas de mantener una relación de pareja; al parecer, la familia de una de ellas denunció la relación de ambas a los guerrilleros, que acto seguido las apresaron y las forzaron a reclutarse como guerrilleras como método para acabar con su desviada conducta [sic]. Ambas mujeres sufrieron abusos y palizas a manos de sus captores, hasta que lograron escapar del campo maoísta en la que se hallaban recluidas. Una parte de los cuadros de mando de la guerrilla aún creen que la homosexualidad es un producto del capitalismo; afirman que ni en la China de Mao ni en la Rusia soviética existieron homosexuales. Es por ello, que éstos maoístas desfasados propugnan descontaminar la sociedad nepalí reprimiendo a todos aquellos que no se muestren completamente heteronormativos. Al parecer la ecuación franquista rojo = maricón [y viceversa] no parec tener una correspondencia práctica en la incomprensible realidad de las hordas rojas, sucesoras de ese asesino de tibetanos y de una deología monstruosa que aún hoy, algunos pretenden defender como legítima, como válida.

Gernika |


Llevamos dos años celebrando efeméridas relacionadas con un período muy corto de nuestra historia reciente: la II República y la guerra civil. Hoy se cumplen 70 años del brutal bombardeo de la localidad vasca de Gernika, planificado por los sublevados y ejecutado por la aviación de la Alemania nacionalsocialista, la Luftwaffe. Si bien es cierto que los ataques aéreos habían sido empleados como arma de destrucción masiva contra civiles en otras muchas ocasiones [Primera Guerra Mundial; ataques japoneses con armas químicas sobre poblaciones en la China continental..], el bombardeo de Gernika encarnó la primera gran experiencia de este tipo en suelo europeo; fue además, el preludio a los grandes y brutales ataques aéreos Nazi sobre Rotterdam [que quedó reducida a escombros y en la que murieron 900 personas, entre ellas una bisabuela mía] o la polaca Wieluń [destruida en un 75% y en la que murieron unas 1.200 personas].

Gernika simbolizó no sólo el horror de las nuevas tácticas empleadas masivamente por los Aliados o las potencias del Eje [no olvidemos que las potencias Aliadas fueron responsables de brutalidades tales como el bombardeo de Dresde, donde fallecieron más de 35.000 personas], sino la alianza formal entre los sublevados contra la República y las fuerzas fascistas del Eje [la Italia de Mussolini y la Alemania de Hitler]. Los historiadores han sostenido siempre que Gernika fue un ensayo general para las tácticas militares posteriores; otros sostienen que los sublevados pretendían atacar no sólo un centro neurálgico de las conexiones terrestres entre el Ejército de la República en el norte, sino un enclave cultural básico para los nacionalistas vascos. En Gernika, bajo su árbol [Gernikako Arbola] se reunían los fueros de Vizcaya, simbolizando las libertades políticas del pueblo vasco en su conjunto. De hecho, tras el bombardeo y posterior captura por las tropas sublevadas, éstas pretendieron talar el árbol, algo que fue impedido por sus aliados carlistas [defensores de los fueros tradicionales].

La propaganda de los sublevados intentó culpar del bombardeo a la propia República. Los franquistas, alarmados por la indignación general que sacudió el globo tras la destrucción de Gernika, intentaron convencer al mundo y a los españoles de que los responsables de la masacre fueron los republicanos, que antes de evacuar el pueblo la quemaron intencionadamente. Ni las crónicas periodísticas de entonces, ni las pruebas materiales y documentales con las que contamos, permiten sostener semejante mentira.

El impacto del bombardeo de Gernika sobre la opinión mundial de entonces se constató en las manifestaciones que se desarrollaron contra los sublevados y sus aliados fascistas en NuevaYork o Londres; la condena a este crímen de guerra fue unánime entre las democracias occidentales. Gernika, símbolo de la paz y el antimilitarismo en la actualidad, sirvió de inspiración para la obra pictórica más representativa y conocida del s. XX: el Guernica de Picasso. Expuesta por primera vez en el pabellón de la República Española en la Exposición Universal de París, la obra encarna no sólo los horrores de la propia guerra, sino la tragedia colectiva de todo un pueblo sumido en los abismos del totalitarismo franquista y los horrores del régimen en ciernes. Gernika seguirá siendo el principal recuerdo de una guerra atroz; una ciudad mártir símbolo de las brutalidades de todo un régimen, grabada de por vida en la memoria colectiva de los españoles y del mundo.



Que me excomulguen martes, 24 de abril de 2007 |



Las aguas andan revueltas allá por México D.F., la segunda urbe más grande del globo. Todo ello por un proyecto de ley que pretende legalizar el aborto en las primeras 12 semanas de gestación. En un país de profundas convicciones católicas, donde más de un 80% de una población total de más de 100 millones de personas se considera súbdita del romano pontífice, sacar adelante un proyecto como éste implica una oposición radical y frontal del mundo de la caverna, la derecha política y la ortodoxia religiosa. En un país en el que las Iglesias distribuyen una suerte de propaganda ultra-conservadora que vilipendia a homosexuales, mujeres feministas y cualquier actitud progresista; en un país en el que desde el púlpito se condena a los borrachos y homosexuales a los fuegos de infierno [sic - fui testigo de tal aberrante frase en la Catedral Metropolitana de DF]; en un país donde el machismo al más puro estilo hispano campa a sus anchas, esta oposición ejemplifica hasta qué punto la intolerancia de aquellos que se dicen seguidores de un mensaje basado en el amor y la fraternidad mutua, se ha adueñado de los destinos de la Iglesia de Cristo.
La despenalización del aborto en las 12 primas semanas supone dar libertad absoluta a aquellas mujeres que deseen interrumpir su embarazo. Ya no tendrán que alegar motivos como la violación, malformación del feto o riesgos para la vida de la embarazada, ya que la Asamblea de Representantes ha ampliado el margen para que las mujeres sean dueñas de sus cuerpos [el Estado no puede asignarse el papel de dueño del cuerpo físico de los ciudadanos] y de sus destinos. Con gran acierto, los 44 diputados que votaron sí a la despenalización, basaron su decisión en un informe del Comité de Bioética Mexicano en el que se afirmaba que en las 12 semanas de gestación, el embrión no puede ser considerado un individuo biológico, ergo, ni mucho menos un ser humano. Éste carece de una vida independiente al hallarse aún fuera del útero materno. El desarrollo cerebral aún se halla en ciernes y las conexiones neuronales que implican el poder sentir dolor o placer son aún inexistentes.
La Iglesia Católica, en un alarde de despotismo y chantaje inaceptables, declaró que excomulgaría a los diputados que votaran a favor de esta reforma. Ello implica que los miembros del izquierdista Partido de la Revolución Democrática [PRD] serán expulsados de por vida de la Iglesia. Como viene siendo habitual, la doble moral de los prelados católicos viene a justificar un esperpéntico juego a dos bandas de una incoherencia infinita. ¿Excolumlgó la Iglesia a los políticos que en 1982 aprobaron la Ley del Aborto en España? ¿Excomulga la Iglesia a aquellas mujeres que acuden a las clínicas abortistas? ¿Excomulga la Iglesia a aquellos que públicamente defendemos el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y sus propias vidas? Pues desde aquí, por defender el aborto; los derechos de los homosexuales, transexuales e intersexuales; el feminismo; el laicismo; la independencia Estado-Iglesia; los divorcios; la libertad sexual; la cohabitación sin matrimonio; por ser de izquierdas; y por creer que el Papa es un pelele autoconvencido de su infalibilidad y erigido en un superhombre de dudosa credebilidad, pido a la santa Iglesia Católica que me excomulgue de una vez por todas por rojo, ateo y otras muchas cosas que ésta preferiría no saber...

Etiquetas: ,

60 días |



No hay un día que no te eches de menos, Nira.

Día de la Tierra domingo, 22 de abril de 2007 |




La amenaza latente del cambio climático global parece monopolizar, desde hace ya algunas décadas, la celebración del día de la Tierra. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero son el principal caballo de batalla de las organizaciones ecologistas, que tras más de 20 años denunciando lo que ya parece inevitable, parecen haber trasladado su preocupación al resto del cuerpo social, e incluso a los Estados [al menos a aquellos que han ratificado el exiguo Protocolo de Kioto]. Los grupos ecologistas liderados por Greenpeace afirman que las emisiones de CO2 a la atmósfera deberán reducirse en un 80% antes de 2050, para evitar un aumento de la temperatura global en más de dos grados respecto a la temperatura de la Tierra antes de la Revolución Industrial. La movilización contra el cambio climático se inició en 1992 en la Cumbre de la Tierra de Río y se consolidó con la firma del Protocolo de Kioto en 1998 y su puesta en marcha en 2005. La resurrección de las viejas soluciones, como el desarrollo de la energía nuclear, o el cumplimiento de tratados limitados en su forma y contenido, son meros parches para un problema de gran evergadura. El negacionismo, especialmente fuerte entre los sectores neoliberales y conservadores, tampoco ayuda a la constitución de un necesario consenso para evitar un mal global producto de la acción antrópica sobre los frágiles ecosistemas del planeta. La solución al problema pasa por un radical cambio en la concepción del ser humano y su relación con su entorno; pasa por desterrar definitivamente las viejas ideas antropocéntricas que sostienen que los recursos y la Tierra forman parte de un todo entregado a los seres humanos para su disfrute y explotación; pasa por una revolución verde que vaya más allá de la mera concienciación o compra de supuestos productos ecológicos; pasa por políticas estatales realistas, capaces de plantarle cara a los lobbies del petróleo, el gas y la contaminación y apostar por unas energías lo más limpias posibles.

Ilegitimidad viernes, 20 de abril de 2007 |

Que el franquismo carecía de legitimidad jurídica es una obviedad desde una perspectiva democrática; el régimen que sustituyó a la II República no se había gestado a partir de los mecanismos básicos establecidos en el texto constitucional de 1931. La legitimidad del franquismo se basó en la dictadura del terorr y de las armas; en una oposición enérgica al proceso electoral de febrero de 1936 en las que ganaron, por un estrechísimo margen, la coalición de las izquierdas del Frente Popular; la legitimidad del franquismo careció de cualquier elemento objetivamente democrático, y se fundó en base a supuestos probablemente erróneos [peligro de la unidad de España; avance del comunismo; amenazas al orden tradicional...]. Al contrario que éste, la II República contó con todos los avales democráticos [al menos en la forma]: Constitución, sufragio universal, sistema parlamentario, pluralidad política...
El franquismo se fraguó institucional y formalmente de una manera espontánea, con altas dosis de improvisación fruto de su propio origen. Pero los propios objetivos iniciales de aquellas facciones sociales, políticas y militares que se adhirieron al autodenominado Movimiento Nacional, no habían sido concretados desde un primer momento. La amalgama de fuerzas coaligadas con Franco incluía a católicos ortodoxos, fascistas al más puro estilo italiano, tradicionalistas de derechas, monárquicos, y a todo un sector de la sociedad española desconento con la victoria de los frentepopulistas en febrero de 1936. Las pretensiones iniciales fueron la reimplantación de un régimen monárquico y tradicional o un retorno al estado anterior a la proclamación del régimen republicano, es decir, a la paz de los muertos de la Restauración o al Directorio Militar primorriverista. Franco, ayudado por una serie de casualidades y una extraña buena fortuna [que muchos historiadores achacan a una estrategia trazada y calculada con precisión] se hizo con los resortes del poder y con casi 40 años de la historia de esta nación de naciones.
Partiendo de esta objetiva base, el régimen dictatorial de Franciso Franco careció de cualquier legalidad desde un punto de vista jurídico; los partidos de izquierdas, desde la transición, vienen exigiendo una ley que rehabilitara moral, política, jurídica y económicamente a las víctimas de tan funesto régimen. Hace tres años, el Partido Socialista efectuaba una promesa electoral que al fin parece que se cumplirá: promulgar una ley que pudiera cerrar definitivamente las heridas aún abiertas por el régimen franquista y la guerra civil que éste mismo generó. Izquierda Unida y Esquerra Republicana exigían una anulación de los jucios sumarísimos del franquismo, y de todos aquellos procesos movidos por objetivos ideológicos y políticos. Pero el PSOE se negaba en banda a aceptar tal pretensión, al creer que una medida de tal calibre podría no sólo colpasar el sistema judicial español, sino establecer una especie de contexto de inseguridad jurídica. Tras más de tres años de largo y tortuoso camino, la Ley de Memoria Histórica parece que al fin verá la luz. La fórmula pactada por Izquierda Unida y el Partido Socialista será la de declarar ilegítimos todos los tribunales y los órganos penales y administrativos que impusieron penas y muerte por motivos ideológicos y/o políticos. Esto implica declarar ilegítimos el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo o el Tribunal del Orden Público [establecido en la década ded 1960 y eliminado en 1977], dos de los principales mecanismos represores del régimen franquista. Las implicaciones jurídicas de la medida no son nada claras, a pesar de que el nuevo articulado de la Ley reconozca exlícitamente el derecho a ejercer acciones legales ante los tribunales.
El principal problema es la vinculación jurídica e institucional de nuestro actual marco político con el régimen dictatorial. Es una obviedad y un hecho absolutamente objetivo que el actual jefe de Estado, Juan Carlos I, fue nombrado como sucesor por el propio dictador. Ello implica no sólo que el sistema monárquico carece de legitimidad [en tanto en cuanto, su nombramiento en 1975 no se efectuó en un marco constitucional] objetiva, sino que es la sucesora institucional de la dictadura. Desde 1931 hasta 1978, y a pesar de la implntación de toda las normativas y lo mecanismos institucionales del franquismo, la Constitución republicana de 1931 se mantuvo de facto, frente a la ausencia de un ordenamiento constitucional durante toda la dictadura [a pesar de que algunos historiadores afirmen que la dictadura orgánica implicaba una suerte de régimen constitucional acotado]. Es por ello que la medida de considerar ilegítimos los procesos y sentencias del franquismo es claramente insuficiente, pero es un paso enorme en la rehabilitación moral y jurídica de todos aquellos que fueron a parar a las cunetas de las carreteras; a las fosas comunes; a las decrépitas cárceles; al exilio.

14 de abril sábado, 14 de abril de 2007 |



Hace 76 años se procalamaba en las calles, un 14 de abril, la II República española, el primer régimen de libertades y derechos moderno de nuestra historia. Esta primera experiencia democrática, salvajemente truncada por aquellos que hicieron del inmovilismo y el tradicionalismo más burdo su bandera, debe ser recordada como lo que es: una etapa muy corta de la contemporaneidad española, pero indudablemente central para entender el agitado presente. La República intentó plantarle cara a los serios problemas estructurales de la España de entonces: vertebración territorial, educación, mercado laboral, reforma agraria..., y lo más importante de todo, crear una conciencia demorática en una ciudadanía cansada del teatro político de la paz de los muertos restauracionista y la agonía explícita de una Monarquía borbónica entregada al juego de la dictadura.

Si bien es cierto que la República trajo consigo problemas anexos y no logró dar una salida viable a algunos conflictos ya existentes, el fin del quinquenio republicano no puede explicarse únicamente por las contradicciones internas del sistema. La oposición antidemocrática, bien movilizada y con apoyos cruciales internos y externos, y tras unas elecciones democráticas en 1936 en las que vence la coalición de las izquierdas [Frente Popular], logra a través de las armas y el golpismo arrebatarle la soberanía popular a los ciudadanos y engendrar el peor y más dictatorial régimen de la historia de España. Son ellos, a fin de cuentas, los responsables últimos de la guerra y de los casi cuarenta años de franquismo.

El legado directo de la II República se halla vivo, aún hoy, en nuestro ordenamiento actual: el Estado de las Autonomías es un producto directo de la fórmula republicana utilizada en 1931, la España integral. Los excelentes logros del sistema educativo de entonces son otro de los grandes legados republicanos, sin olvidar, lógicamente, lo que muchos historiadores denominan la segunda edad de oro de la cultura española. La República encarnó los valores en los que se fundamentan nuestros Estados de derecho; supuso un progreso sustancial con la apatía manifiesta de la Restauración borbónica; y supuso la prueba palpable de que sólo un régimen democrático podía hacer viable una coexistencia pacífica y relativamente tranquila entre todas las naciones de este Estado. Hoy es el día para recordar no sólo a aquellos que hicieron posible el régimen republicano, sino a todos aquellos que lucharon por los valores de la democracia y la pluralidad, dieron sus vidas por ellos o acabaron encarcelados en las cárceles del franquismo. ¡Viva la República!

Democracia ilegalizadora miércoles, 11 de abril de 2007 |



Núria Portùlas es una educadora social de 26 años de una localidad cercana a Girona de tan sólo 4.000 habitantes. Desde el pasado 7 de febrero, Núria se encuentra en la prisión madrileña de Soto del Real por el simple hecho de ser anarquista; lo peor del caso es que Núria será procesada por un delito de "pertenencia a banda armada" a través de la ley antiterrorista ahora vigente. Lo surrealista del caso de Núria es que se carecen de pruebas que puedan incriminarla con alguna organización terrorista. Las autoridades sólo cuentan con un par de escritos anarquistas, y una agenda con direcciones de anarquistas italianos presos, lo que es claramente insuficiente si se le pretende procesar por un delito de esas características.

Lo delirante de este caso es que la orden para imputar a Núria provino del Área Central de Interior de los Mossos d'Esquadra, dependiente de Iniciativa Per Catalunya [en teoría, un partido rojiverde]. Al parecer, las fuerzas policiales autonómicas buscana material para fabricar bombas, dinamita y demás parafernalia necesaria para atentar. Al no hallar ni un indicio factible que pudiera incriminar a la anarquista catalana con una organización terrorista ¿anarquista?, éstos, a través de las dispociones de la ley antiterrorista, entregaron a Núria a la Audiencia Nacional, que a su vez decretó prisión preventiva para ella hasta el día del juicio. Con la ley antiterrorista en la mano, cualquier ciudadano puede ser procesado si las fuerzas de ¿seguridad? del Estado creen tener el más mínimo indicio de que éste pueda pertenecer o ayudar a una organización terrorista. Ello implica que, en lugar de investigar primero, el paso previo es la detención [a pesar de no contar con pruebas concluyentes] indefinida y en la más absoluta incomunicación con el mundo exterior. El juez Santiago Pedraz parece haberla imputado en una surrealista trama que pretendía, a través de grupos anarquistas italianos, atentar contra instituciones catalanes [¿me podría alguien explicar la lógica del asunto?].
El engendro jurídico que avala esta lamentable situación es la famosa ley antiterrorista creada por el Partido Socialista, y apoyada con sus votos por el Partido Popular y Convergencia i Unió. Ellos son los autores de una ley que permite que cualquier ciudadano de este país, cualquiera de nosotros, pueda convertirse en un presunto terrorista, ya sea por error policial o por una estrategia política concreta cuyo principal fin es la ilegalización y persecución de determinadas ideas. Esto no es ciencia ficción, está sucediendo ahora mismo y debemos hacer algo para frenar el atropello sin límites de los derechos humanos en este país, ya sea a través de ilegalización de partidos [Batasuna], ideas, periódicos [Egunkaria], o la represión más burda y dura que muchos hemos sufrido por el simple hecho de pensar de una manera distinta a la esgrimida por los de siempre, los que controlan los mecanismos del poder; los que ejecutan su tiranía ideológica desde los cómodos sillones del Congreso digitalizado o los despachos de los altos mandos del Estado.

Apoya a Núria firmando el manifiesto para su inmediata liberación

Etiquetas: , ,

M de mentira; m de mierda; m de Mera martes, 10 de abril de 2007 |




Díaz de Mera era el máximo responsable de la policía española [ex-director] aquella mañana en la que las bombas de los islamistas radicales explosionaron en Madrid. Fue nombrado por el entonces Ministro del Interior, Ángel Acebes [rebautizado como el mentiroso del reino], y tras la debalce electoral del partido que lo aupó al cargo, terminó como eurodiputado aznarista en Estrasburgo. Mientras, colaboró con los desquilibrados creadores de la teoría de la conspiración [sí, los del ha sido ETA] aportando una suculenta exclusiva lanzada a través de las ondas episcopales: Mera, afrimó en su día, que el gobierno socialista ocultaba un informe de la policía donde se constataba empíricamente la relación de ETA con los atentados del 11-M.
Lo extraño del caso es que los consparanoicos, ávidos de cualquier informe, documento o pista que avalase sus esperpénticas teorías, no lograron hacer público el famoso informe de Mera. Así pues, la cosa pareció quedar en una especulación más sin base alguna hasta el día en el que el ex-director de la policía compareció en el juicio del 11-M. El juez Bermúdez le pidió a Díaz de Mera que demostrara que el gobierno había secuestrado el supuesto informe y que diera pruebas palpables de que este documentó llegó a existir. Lo sorprendente del caso es que este individuo, miembro de un partido muy conocido por todos por su ferviente constitucionalismo, se negó a revelar la fuente que le aseguró que el informe existía. El juez Bermúdez le da varias opciones para ponerse en contacto con su misteriosa fuente e incluso le asegura una protección a la misma, pero el eurodiputado, como buen lacayo del mentiroso del reino se negó en banda a contestar. Ello le valió el inicio de un proceso por desacato que lo podría llevar al Tribunal Supremo, al negarse a colaborar con la justicia española.


Varios diarios españoles constatan que Díaz de Mera intentó presionar a la cúpula policial de entonces para que avalaran su ya gran mentira, pero ésto no logró ningún compromiso concreto para que otros policías se pringaran hasta el fondo en el turbio lodo de las mentiras populares. La supuesta fuente de Díaz de Mera, la misma que éste pareció proteger con mucho recelo durante el jucio, aparece días después asegurando que él jamás había comentado al ex-director que en el supuesto informe secreto se vinculada ETA con los atentados. Como respuesta, Díaz de Mera envía una carta al juez Bermúdez en el que nombra a su ya conocida fuente y reescribe la historia por completo en un intento desesperado por salvar su trasero: el informe ya no había sido secuestrado por funcionarios gubernamentales, sino que había abacabo incorporado al sumario del 11-M. Lo peor del caso es que el citado informe, supuestamente manipulado por los socialistas, había sido redactado en 2005 y entregado al juez Del Olmo, encargado de la instrucción del caso. En él se rechaza categóricamente cualquier vínculo entre ETA y los atentados de Madrid.
El culebrón no acaba aquí, porque como réplica a la carta de Díaz de Mera al juez Bermúdez, el policía aludido, sí, aquella fuente secreta cuya vida parecía peligrar si llegaba a ser nombrado, ha respondido que Díaz de Mera le presionó por teléfono para que avalara su mentira y cooperara con él [al parecer decía sentirse "políticamente presionado"]. El policía le respondió que jamás le había hablado de ese informe ni de que había existído una relación entre ETA y las matanzas en los trenes de cercanías. Lo peor del caso es que el director de la policía de entonces, máximo responsable tras Acebes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, se haya inventado una mentira de este calibre, negado a cooperar con el juez y haber intentado presionar a la cúpula policial de entonces para seguir manteniendo in extremis la mentira de la conspiración. Porque, tal y como reza el título de este post, este lamentable espectáculo es inherente a la forma que muchos en el Partido Popular conciben la política y la gestión de lo público.

Etiquetas:

¿Le importa el sexo a la democracia? sábado, 7 de abril de 2007 |



El patriarcado moderno, es decir, la estructura de poder político-sexual que rige las sociedades igualitarias formales y legales, es un condicionante básico para entender el complejo entramado de relaciones sociosexuales que los miembros de una determinada estructura social desarollan a lo largo de sus vidas. En la práctica, el patriarcado viene a establecer un modelo social y sexual bien definido y centrado en las relaciones producto de la heteronormatividad, en la que tanto las mujeres como los hombres son construidos como esencias naturales y ahistóricas. El antiesencialismo deconstructivista de Bulter, entre otros, viene a sostener que los sujetos se constituyen a través de procesos de exclusión: a través de la creación de la figura paralela de lo abyecto, aquello que el sujeto excluye para constituirse dentro del modelo normativo. De esta manera, los teóricos queer argumentan que el componente opresivo básico es la naturalización de las identidades y la asociación de éstas con esencias que van más allá del mero ritual esencialista que transforma identidades de claro origen cultural, en otras instauradas como esencias vivas. Si seguimos la línea argumental bulteriana llegamos a la conclusión que ni el patriarcado, ni la sociedad ni el género son los causantes, por ejemplo, de la tradicional opresión contra las mujeres. El elemento opresivo vendría a ser la identidad tradicional de mujer, institucionalizada como una definición ontológica represiva y excluyente de la feminidad.

La crítica queer a las estructuras económico-sociales del capitalismo de finales del siglo XX, centra su atención en la importancia que los sistemas democrático-liberales de occidente conceden a las esferas privadas. El patriarcado moderno sigue constituyendo una pieza clave en el rompecabezas de la democracia legal/formal: la familia heterosexual sigue siendo la base de las relaciones capitalistas de propiedad, intercambio y explotación. Ello explica las políticas modernas de apoyo a la familia [especialmente en un contexto económico], los incentivos por tener hijos o las deducciones fiscales. Si tal y como afirma el discurso hegemónico la familia es el núcelo natural y esencial de cualquier sociedad, ¿por qué las democracias occidentales tienen que recurrir a incentivos diversos? ¿Por qué ese componente básico de la sociedad sigue siendo motivo de regulación política y social?

En este punto confluimos de nuevo con la crítica queer al sistema familiar patriarcal, que advierte que la democracia liberal/formal, a pesar de proponer la liberalización y no-interferencia del Estado en la mayor parte de los ámbitos socioeconómicos, sigue manteniendo una rígida agenda con respecto a las familias [se sobreentiende que heterosexuales y de estructuración tradicional]. El sexo importa a la democracia, en tanto en cuanto, la reproducción sexual es inherente al núcelo mismo de las relaciones sociales de producción capitalistas [ojo, utilizo el término marxista pero sin ninguna reivindicación socialista del término]. Los teóricos queer argumentan que sólo una lucha a gran escala contra las relaciones producto de la heternormatividad, contra sus identidades y sus estructuras básicas, lograría socavar los fundamentos mismos de las democracias capitalistas. Ello abriría la puerta a las democracias radicales, pero eso, ya, es otra historia...

amnistía viernes, 6 de abril de 2007 |




La compleja estructuración jerárquica del budismo tibetano no se reduce a la omnipresente y archiconocida figura del Dalai Lama; el budismo vajrayana [tecnicismo utilizado para hacer referencia al budismo del norte, y más concretamente al tibetano] es, con toda probabilidad, la forma más complicada y desarrollada de budismo en el planeta. Ésta se subdivide en varias corrientes internas o escuelas [mal llamadas sectas], lideradas cada una de ellas por uno o varios líderes religiosos adscritos a los monasterios más importantes del país. Las escuelas religiosas del budismo tibetano se asocian a los acontecimientos religiosos más importantes de la historia documentada del Tíbet; así, la escuela Ñingmapa se asocia a la primera oleada del budismo indio en el Tíbet; la Kagyupa surge con la segunda oleada del budismo indio; la Sakyapa, se asocia con la construcción del primer gran monasterio del Tíbet, Sakya; y finalmente, la orden del Dalai Lama, o la Gelugpa, surgida en el s. XV como una reforma conservadora del budismo tibetano.
El Dalai Lama actúa como autoridad religiosa suprema sobre todas las escuelas, pero a éste le siguen en importancia el Panchen Lama [de su misma escuela], el Karmapa Lama [de la orden Kagyupa] y el Sayka Trinzin [de la orden Sakyapa]. El Panchen Lama, la segunda autoridad religiosa de facto, del budismo tibetano, es nombrado directamente por el Dalai Lama. A la muerte del anterior Panchen en 1988, en extrañas circunstancias [los analistas aseguran que fue estrangulado por oponerse a las políticas chinas en la década de 1980], se inició la compleja búsqueda del renacimiento de éste en todo el Tíbet. En 1995, el Dalai Lama anunciaba al mundo el hallazgo del renacimiento del Panchen en un niño de tan sólo 6 años de la región oriental de Kham, Gedhun Choekyi Nyima. El 17 de abril de 1995 el comité de búsqueda encargado por el Dalai Lama, el niño y sus padres fueron arrestados por las autoridades chinas y conducidas a un lugar desconocido. Hasta la fecha, ningún organismo internacional u ONG ha podido tener acceso al niño y a su familia, a pesar de las innumerables peticiones realizadas por las Naciones Unidas y organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch. El exilio tibetano asegura que el Panchen Lama es el prisionero político más joven del planeta.
El 30 de abril, Amnistía Internacional, en una reunión oficial con las autoridades de la Embajada china en Washigton, pedía la liberación definitiva del niño, su familia y el comité de búsqueda, a la par que un acceso directo a la localización exacta de todos los detenidos. China argumenta que el niño y su familia viven protegidos en una zona de la China continental, por temor a que éstos puedan ser secuestrados por independentistas radical tibetanos. Mientras, un país que se dice socialista y ateo confeso, tiene la osadía de inmiscuirse en asuntos estrictamente religiosos que sobrepasan, con creces, su laico ámbito competencial. El Gobierno pseudo-marxista chino nombra a opispos y cardenales católicos; prohíbe la construcción de nuevos templos de todas las confesiones presentes en la China continental; nombra o detiene a líderes religiosos del budismo tibetano..., en un surrealista intento comunista de hacer de la religión política, y de la política una aberración sin límites que pocos denuncian.

Etiquetas: , ,

Repugnante martes, 3 de abril de 2007 |



Un año más, el Gobierno de Canadá da luz verde a uno de los rituales más macabros y dantescos del planeta: la matanza de focas arpa en sus gélidas aguas del norte. La principal justificación para matar a cientos de miles de focas anualmente [en 2005 y 2006 se masacró a más de 1 millón de ellas] es la surrealista teoría que sostiene que las focas son el principal agente causante de la reducción de las poblaciones de bacalao en aguas canadienses. Al parecer, los canadienses son incapaces de entender que la reducción de las capturas pesqueras es un fenómeno a escala global auspiciado por la demanda humana, y no consecuencia de la dieta de los cinco millones de focas que parecen vivir en sus zonas de hielo. Lo peor del caso es que, según estimaciones de diversas asociaciones ecologistas, el deshielo producto del calentamiento global, está diezmando las poblaciones de foca en la zona. Si a este hecho unimos que Canadá ha decidido fijar una cuota de 270.000 focas a matar, el resultado final implicará una ruptura brusca del ciclo de recuperación de la especie.
La técnica más empleada para masacrar a las focas es el rifle de poco calibre y el garrote o hakapik; los ecologistas que desde hace 10 años vienen monitorizando las masacres de focas, argumentan que ninguno de los dos métodos asegura la muerte instantánea del animal. Canadá sostiene que tanto el fusil como el garrote son métodos de matanza incluso menos crueles que los utilizados en los matadreos comerciales, lo que garantiza, según ellos, la muerte rápida y sin crueldad de la foca [sí, surrealista]. Una gran parte de las focas alcanzadas y que no mueren instantáneamente, son apaleadas hasta morir; en otros casos, se han documentado innumerables casos de focas despellejadas vivas; finalmente, la organización estadounidense Humane Society afrima haber presenciado cientos de casos en las que las focas son dejadas heridas o moribundas, tardando horas en morir.
Humane Socienty afirma que el 97% de las focas cazadas tienen menos de tres meses, y la gran mayoría de éstos tenía menos de un mes de vida. La piel de las crías de foca, por sus características, es la más codiciada por los cazadores y el mercado de pieles de Asia. En Estados Unidos la importación de piel de foca es ilegal desde 1972, mientras que en la Unión Europa hay una prohibición indefinida desde 1988. Bélgica, Holanda, Croacia, Panamá y México prohíben la importación o comercialización de productos de foca canadiense. En Septiembre de 2006 el Parlamento Europeo adoptó una resolución que exhortaba a los Estados miembros a prohibir la importación de productos derivados de la caza de focas; con 435 votos a favor, el texto se ha convertido en la resolución con mayor apoyo en la historia del Parlamento Europeo.
En cuanto al apoyo de las opiniones públicas mundiales a la caza de focas, el 70% de los canadienses rechaza la masacre; los niveles de rechazo más altos se hallan en Holanda, donde el 95% de su población es abiertamente hostil a la caza; 91% en Alemania; 80% en Francia;79% en Estados Unidos.
Firma el manifiesto online para detener la matanza de focas.

Etiquetas: ,

Teología liberadora lunes, 2 de abril de 2007 |



La semana santa se inicia con una noticia un tanto inquietante: el arzobispo de Madrid ha optado por clausurar una parroquia controlada por teólogos de la liberación, popularmente conocidos como los curas rojos. Desde la llegada de Ratzinger al papado, la persecución iniciada por su antecesor parece haberse recrudecido. El mentor del “papa ultra” parece haberse tomado muy en serio perseguir la disidencia progresista instalada en algunas iglesias del mundo, y muy especialmente las visiones más evangélicas surgidas en América. Liderados por los denominados teólogos de la liberación, las iglesias americanas, enfrentadas cara a cara con el drama de la pobreza extrema, los conflictos sociales, las guerras y el hambre, éstas han decidido plantarle cara al conservadurismo extremo de los jerarcas católicos, su compromiso limitado con los pobres y con el mensaje evangélico.

La Teología de la Liberación [TL] surgió en Brasil hacia la década de 1960, impulsada por los universitarios católicos progresistas, como respuesta al inmovilismo conservador de las jerarquías eclesiásticas. Es un movimiento nacido en la periferia del mundo de la curia romana, profundamente comprometido con un programa de reforma social radical; por ello, la TL no sólo reta las estructuras clásicas del catolicismo europeo, su visión eurocéntrica del mundo y de la vida. La Teología de la Liberación implica una ruptura histórica fundamental: por primera vez en la historia de la Iglesia, se ha realizado un esfuerzo de reflexión en la fe cristiana fuera de los centros clásicos de la producción teológica católica. Si a este hecho unimos el dato objetivo de que la única zona del planeta donde el catolicismo tiene expectativas de crecimiento [y no de retroceso, como en la Europa laica] es la América hispanohablante, los motivos por los cuales los teólogos reaccionaros han optado por la beligerancia son más que evidentes. Pero a pesar de su neto carácter americano, la Teología de la Liberación se comprometió, en el resto de los continentes, con los sectores oprimidos, los pobres y los desamparados. Así, en Estados Unidos los teólogos de la liberación centraron su atención en la lucha por el reconocimiento de derechos civiles para la población afroamericana; en Sudáfrica se desarrolló una Teología de la Liberación comprometida en la lucha contra el régimen del apartheid; en Asia se desarrollaron movimientos liberadores en Corea del Sur como la teología “minjun” [de la masa popular] o la Teología Campesina de Filipinas. En España destaca la experiencia de los curas obreros en la década de 1960 [precursores de la Teología de la Liberación], participantes activos en las luchas obreras y sindicales contra el franquismo. Herederos de esta importante corriente son los curas rojos desalojados de su parroquia de Vallecas estos días.

La Teología de la Liberación es un movimiento principalmente de base; es además una corriente periférica surgida como respuesta a los contextos de injusticia social y retroceso económico del Tercer y Cuarto Mundo. Por ello, la diferencia sustancial entre las propuestas de los teólogos de la liberación y las demás corrientes tradicionales católicas es la importancia que los primeros otorgan a los pobres. Éstos ya no son considerados meros objetos de ayuda [lo que implica una desestructuración del concepto de caridad cristiana europeo]; la Teología de la Liberación los considera protagonistas de la construcción de la Iglesia y de sus propias vidas. El papel de todos los cristianos [y no cristianos] es la consecución de la emancipación de los pobres de la tierra. Ideológicamente hablando, la Teología de la Liberación es anticapitalista, al acusar al sistema económico neoliberal de fomentar las desigualdades sociales y las injusticias [vendría a materializar una especie de pecado estructural]. Una crítica explícita hacia los nuevos ídolos del mundo moderno: el consumismo, la riqueza, el poder, la seguridad nacional, los ejércitos…

Son básicos para entender las dinámicas de la Teología de la Liberación los escritos del brasileño Leonardo Boff; en ellos hace una defensa explícita a un socialismo cristiano de base marxista [desvinculado de los sistemas socialistas existentes]; critica la estructura de poder de la Iglesia católica, la autoridad de las jerarquías eclesiásticas, el estilo de poder romano-imperial, el dogmatismo y la intransigencia de la curia… Las aproximaciones de los teólogos de la liberación con movimientos como el ecologista, el laicismo o las luchas antiglobalización han sido ampliamente constatadas a lo largo de la década de 1990. Por ello, los teólogos libertadores afirman que la salvación cristiana no puede realizarse sin antes haberse realizado una liberación económica, social y política, lo que se traduce en la erradicación total de la pobreza, la explotación de unos seres humanos por otros y del carácter claramente injusto del actual sistema económico mundial. Concluyen con una llamada a la necesidad de adaptar el mensaje universal de los Evangelios a las distintas realidades de los pueblos de la Tierra. Por ello creen en una libre aceptación del mensaje cristológico, rechazando las imposiciones dogmáticas del catecismo.

Los movimientos de base cristianos, ampliamente comprometidos con los principales problemas del globo, son un ejemplo vivo de lo que significa el ser Iglesia. Miles de cristianos de base luchan, junto con otras organizaciones y movimientos sociales, por la erradicación de las injusticias planetarias. Profundamente comprometidos con el mensaje universal de Jesús-Cristo, y deudores del mensaje evangélico, representan a la auténtica Iglesia y son la materialización práctica del mensaje cristológico. Ni el conservadurismo de los jerarcas católicos, su galopante y repulsiva misoginia, homofobia e intolerancia manifiesta, son características compartidas por los cristianos de base y los teólogos de la liberación. Y es por ellos, por lo que desde este simple blog queremos agradecer a los miles de cristianos comprometidos con el auténtico mensaje de amor universal cristiano, su labor en construir un mundo mejor para todos, lejos de los odios y la intolerancia de aquellos que pretenden imponernos su caduca forma de entender a los seres humanos y el mundo que todos habitamos.

Etiquetas: ,

¿Diseño definitivo? |

Creo haber dado con el diseño definitivo del blog. Decidí suprimir el diseño verde primaveral porque rompía, tanto con el tono habitual de los textos publicados [como bien han afirmado dos lectores de la página] como con el estilo que vio nacer este espacio. A pesar de ello, el diseño seguirá siendo provisional hasta haber recibido todas las críticas de aquellos que con tanta paciencia y cariño leen habitual o esporádicamente los textos que aquí se publican. Al hilo de esto quiero agradecer profundamente a todos aquellos anónimos, amigos y conocidos de amigos que invierten su tiempo en darse un salto por este modesto blog. Gracias por motivarme a seguir escribiendo. Un abrazo enorme para tod*s.

izquierda unida