<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Solidaridad



El mundo mira con una preocupación más que justificada lo que está pasando en Myanmar. En las principales ciudades del globo se han celebrado manifestaciones de condena al régimen militar y a favor del proceso democratizador apoyado masivamente por los birmanos en los últimos días. En occidente, las manifestaciones han estado lideradas, principalmente, por monjes tibetanos exiliados, doblemente sensibles ante el drama birmano: por la conexión lógica entre la represión en el Tíbet y en Myanmar y el hecho de compartir un credo común. En Asia, las principales ciudades del continente han acogido protestas encabezadas, como es de suponer, por birmanos exiliados. Este fin de semana se ha escenificado la rabia de una parte de la opinión pública mundial contra lo que suponen la tiranía, la dictadura y la falta de libertades básicas; contra la venta de la libertad de los birmanos a cambio de petróleo o gas; y contra la política aberrante del gigante chino.

Hace menos de dos meses tuve la enorme suerte de visitar Myanmar; fui testigo, como los restantes visitantes, de las enormes carestías materiales de una población sometida a un sistema dictatorial harto injusto. Las cuestiones políticas son un tabú nacional que algunos parecen saltarse cuando cogen confianza con el extranjero; así, nos enteramos de la veneración de muchos birmanos por su ciudadana más internacional, la Premio Nobel Aung San Suu Kyi, a la que crípticamente llaman “La Dama”, o te topas con las historias del drama del exilio, de aquellos que hace veinte años vieron peligrar sus propias vidas y fueron obligados a dejarlo todo y marchar hacia algún lugar del globo que los quisiera acoger. La dureza de las imágenes que llegan desde Myanmar preocupan, y en mi caso me hacen pensar en aquellos que durante el viaje conocimos: a la guía que nos recogió al llegar al aeropuerto; al chofer que nos acompañó en Yangon y en los alrededores; a nuestro chofer en el norte; a los sufridos conductores de bici de Mandalay; al monje del diccionario en español del Lago Inle…, me es imposible no preocuparme por ellos, me indigna y afecta a nivel personal lo que allá ocurre. El pueblo birmano no se merece este drama. Que a monjes pacíficos y desarmados se les trate como a terroristas o que se dispare a bocajarro a civiles inocentes es algo intolerable. No podemos seguir aceptando el enorme desafío antidemocrático del general Than Shwe y de toda la cúpula de la Junta; no aceptaremos tampoco el chantaje del gobierno chino a las instituciones mundiales. Hay que parar esto como sea.

Etiquetas: , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida