<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

1 año



Fue ayer, hace ya un año, cuando decidí montar esta pequeña bitácora virtual. Con un diseño de fondo negro y letras blancas, austero y sin logotipo, iniciaba la andadura de lo que ha terminado convirtiéndose, en estos últimos 365 días, en mi vía de desahogo principal. Entonces, al igual que hoy, hablaba del asesinato a manos de los paramilitares chinos de una tibetana que intentaba llegar a la India vía el paso del Nangpa la; hoy, 366 días después, vuelvo a hablar de un Tíbet ocupado, donde la represión, en lugar de disiparse, parece acentuarse a diario. El Tíbet ha sido y sigue siendo el eje vertebrador de este blog; son pocos los días en los que no se me plantea la opción de escribir algo acerca de él, pero por no aburrir más a los pocos que deciden visitarme, siempre opto por ampliar la gama de temas a tratar. Los derechos humanos, la libertad de expresión, la democracia radical, los derechos de los animales o la libertad sexual son las banderas de este espacio virtual. También ha habido espacio para temas más personales, como la muerte de mi perra Nira…, por cierto, la sigo echando mucho, muchísimo de menos.

En cómo darle la vuelta creemos en la libertad por encima de cualquier otra ideología; censuramos el comunismo, el neoliberalismo o cualquier otra ideología totalitaria que atente contra los derechos básicos del ser humano; creemos en un mundo laico, libre de guerras y de miserias; libre de dictaduras comunistas, dictaduras militares o dictaduras del capital. Desde cómo darle la vuelta seguiremos defendiendo los valores básicos de la democracia radical, de tradición liberal: el trinomio revolucionario francés, y 1789 como año, son nuestro punto de arranque. Por último expresar mi más profunda y enérgica condena al régimen birmano, que por desgracia, parece haber acaparado los últimos posts del mes. Estoy capacitado para afirmar que los birmanos constituyen un pueblo extraordinario; no son merecedores de esta atroz injusticia. Myanmar me atrapó desde un primer momento, supongo que por ese aire especial que se respiraba en una nación budista basada en los principios básicos del Buda histórico; pero Myanmar enamora por una serie de razones difíciles de describir, supongo que hay que visitarlo para entenderlo. No creo en las patrias, ni en los sentimientos nacionales, pero si alguien me preguntara en estos momentos a qué patria me adscribiría, sin dudarlo ni un momento, desearía decir que soy tibetano o birmano. Vivo en occidente, en lo que muchos llaman el “primer mundo”, algo que materialmente es incuestionable; pero nuestra pobreza espiritual es tan visible y tan acuciante, que son pocos los que escapan a esta terrible realidad. Los birmanos y los tibetanos no tendrán nada, de hecho carecen de todo; pero poseen un valor que nosotros desconocemos. Por ellos, por los que sufren a diario la carestía material, las injusticias de la dictadura y la falta de libertad dedico este simple post. Mientras me queden ganas y fuerzas seguiré defendiendo el derecho de todo ser humano a ser libre, y el derecho de los pueblos a decidir su futuro: ¡Tíbet y Myanmar libres ya!

Gracias a todos por seguir leyendo este blog, mil gracias.

Etiquetas:

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida