<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Yo también soy antimonárquico



Que la democracia liberal es harto imperfecta es algo más que obvio, pero que un sistema que se dice democrático se rija por parámetros antiguorregimentales es algo que escapa a la razón. Nuestra actual Constitución es un reflejo de las incoherencias intrínsecas a un sistema monárquico-parlamentario como el español: una institución que se basa en los lazos sanguíneos heteropatriarcales de sus miembros no encaja bien con un sistema de libertades y derechos. Si como bien dice la Constitución de 1978 todos “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, ¿cómo puede entenderse que ese mismo marco constitucional legitime que unos ciudadanos, por el simple hecho de apellidarse Borbón, accedan automáticamente a la Jefatura del Estado sin antes haber sido sancionados por la voluntad popular? ¿No reside la soberanía nacional en el pueblo español? ¿No implica esto que el acceso por lazos de sangre a la Jefatura del Estado vulnere el ya mencionado artículo 14? Al parecer, la horda de fanáticos monárquicos, que se dicen liberales y demócratas [vaya chiste] dicen opinar todo lo contrario. Y para ello, se basan en una sarta de mentiras y tópicos derivados de un fenómeno muy particular: la construcción de una memoria histórica al servicio de la monarquía y de sus grupos afines. Así, a modo de mantra incuestionable, a las nuevas generaciones se nos ha martilleado el cerebro con una suerte de propaganda monárquica que ha mitificado hasta extremos nauseabundos, el “ejemplar y modélico” proceso de transición hacia la democracia. La transición, liberada de sus miserias, males y mentiras ha terminado por convertirse en un proceso histórico intocable e incluso sacro. Así, los propagandistas de este régimen pre-liberal, a través de unos mantras menores pero repetidos hasta la saciedad [Juan Carlos de Borbón es un monarca campechano; gracias a él tenemos una democracia en España; es el garante de la libertad y la unión indisoluble de la nación española; la monarquía española es de las menos ricas del mundo…], han logrado convertir una aberración institucional antiguorregimental en un paradigma democrático indudable. Y yo me pregunto ¿qué tiene de democrático un rey que, por el simple hecho de apellidarse Borbón vive en un palacete, es Jefe de un Estado y vive a costa de los Presupuestos Generales? ¿No éramos todos los españoles iguales ante la ley, sin importar nuestro origen, sexo y mil cosas más?

pd: me uno a la campaña "yo también quemo a la Monarquía", en solidaridad con aquellos cuya libertad de expresión está siendo violada por un Estado que se dice democrático pero que persigue a aquellos que disienten del pensamiento único monárquico.

Etiquetas: , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida