<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Triple moral



Las esquizofrénicas y enfermas mentes de la cúpula del Partido Popular desconocen el significado de los términos dignidad y respeto. Lo vivido el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados es otro capítulo más de la deriva paranoide de los que, antaño, quisieron ocupar el centro político que nadie parece encontrar. Los mismos que, sin un consenso parlamentario ni social, decidieron enviar a los militares españoles al Irak ocupado, ahora claman al cielo y culpan al actual Presidente del Gobierno de la muerte de seis soldados españoles en el Líbano.

Las diferencias de los dos partidos mayoritarios de ámbito estatal, respecto a las formas y a la educación, son abismales. Mientras que Zapatero, el día en el que se conocía el trágico atentado que costó la vida a siete agentes del CNI en Irak en 2003, hablaba de la necesidad de apoyar a las víctimas y a los soldados presentes en aquellas tierras, Rajoy, en la misma tesitura, pero cuatro años después, ha optado por el insulto y el desprecio al duelo por los soldados muertos en el Líbano:

Esto es una vergüenza. Usted decidió que hubiera soldados en el Líbano. Yo le apoyé y le pedí seguridad. Han muerto seis soldados y no llevaban inhibidores. Es una vergüenza. Entre sus responsabilidades está garantizar la seguridad de los soldados”.

Ahora bien, de lo que el impresentable del armarizado popular se queja es de que los blindados españoles no llevaban instalados inhibidores de frecuencia, un sistema capaz de frenar las detonaciones de explosivos a través de radio frecuencias. Pero claro, ustedes se preguntarán, ¿y qué pasó con los blindados españoles enviados por el PP a Irak? Pues lo mismo, que no tenían instalados esos inhibidores. Al parecer, desde este invierno, el Ministerio de Defensa ha diseñado un plan para instalar los sistemas de inhibición de radio frecuencias en sus blindados en Afganistán. Ello no supone exculpar al actual Gobierno del error de no haber instalado dichos sistemas con anterioridad, pero el objetivo hecho de que ninguno de los países que participan en la misión de la FINUL en el Líbano hayan instalado los inhibidores, exime de culpa, al menos en parte, al Gobierno socialista.

La cosa no termina aquí, ya que de todos es conocido que esta rancia derecha carece de moral, dignidad y respeto. Hace unos días, la cúpula del PP se quejaba de que el Ejecutivo socialista había decidido no conceder la medalla con distintivo rojo [dedicado a los caídos en combate] a los seis soldados fallecidos, y en su lugar, les han otorgado el amarillo. El PP promete que, en caso de llegar al Gobierno [por favor, que las urnas lo impidan] concederá, automáticamente, el distintivo rojo a los muertos en el Líbano. Lo curioso del caso es que el [in]Gobierno del Partido Popular no le concedió la medalla roja ni a los siete agentes del CNI muertos en Irak ni a los 64 militares que, por culpa de una negligencia atroz del Ministerio de Defensa de su entonces titular Federico Trillo, murieron en el accidente aéreo del tristemente conocido Yak-42. Otro ejemplo más de la demagogia rastrera, la doble [que digo, triple] moral y la falta de respeto de unos asquerosos políticos capaces de utilizar los muertos en misiones de paz o atentados terroristas en beneficio propio.

Etiquetas: , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida