<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Estatuto [de mierda]



De todos es sabido que la última moda política en este país de freaks [en este caso hare referencia a los freaks más chungos, a los políticos] es el movimiento "reformista" estatutario. Los políticos regionalistas o nacionalistas de turno han creído que, tras más de dos décadas de vigencia de sus normativas autonómicas, éstas debían de sufrir un nuevo y tortuoso proceso de maquillaje [vamos, que lo de la reforma es una falacia] de cara a la galería. Pero, ¿a qué viene esta repentina moda de modificar puntualmente algunos aspectos de los Estatutos ya vigentes?
En primer lugar hemos de tener en cuenta que el interés que motiva estos lavados de imágen estatutarios no han de ser conectados con las realidades y problemáticas socioeconómicas de la mayor parte de la población española. Estas reformas se han operado al margen de la opinión de la ciudadanía; al margen de los problemas estructurales de esta nación de naciones; y, lo que es peor, han sido orquestadas con el único fin de transferir poderes de un ente [¿nacional?] a otro [¿autonómico?]. Es decir, las pretendidas reformas estatutarias no son más que meros artificios políticos para lavar la imagen de unos gobiernos marcados por una serie de funestas políticas autonómicas [al menos en el caso de Canarias esto es una realidad más que evidente] y propiciar la concentración de un mayor poder en manos de los paletos regionalistas de turno [en este caso la escoria de Coalición Canaria ]. Los políticos [de mierda] llaman a este proceso transferencia de competencias estatales hacia los entes autonómicos, ergo, la concentración de poderes en las [¿viables?] Autonomías. Pero, ¿cómo pretenden los paletos de Coalición Canaria gestionar más competencias estatales si no son capaces de controlar las competencias más básicas [sanidad o educación? ¿Cómo pueden afrimar que se ha pasado el umbral del desarollo autonómico establecido con los anteriores Estatutos si aún no son capaces de poner orden en el caos competencial en el que se hallan sumidos?
Pues en el nuevo Estatuto, los paletos [y aquí incorporo a los pseudo-progres socialistas y a los populares] pretenden que el desastroso gobcan se haga cargo de competencias hasta ahora en manos del papá Estado. Pretenden hacerse con la gestión en exclusiva de puertos y aeropuertos; gestión sobre el territorio marítimo-terrestre y las playas; sobre el transporte aéreo interinsular... Pero, ¿están seguros estos señores de que quieren controlar todo esto sin antes haber puesto orden al menos en los dos únicos hospitales públicos de la isla de Tenerife? ¿Pretenden hacerse cargo de los aeropuertos [que dios nos libre] mientras el sistema de urgencias hospitalario siga en el caso más absoluto? Qué coño pretenden, ¿que el Reina Sofía se convierta en un caos equiparable a las urgencias del Hospital Universitario?
En general podemos afrimar que el proyecto de reforma estatutario es una auténtica mierda. Es una mierda porque no ha nacido de una auténtica necesidad social [los canarios no consideran la reforma su principal preocupación], sino de una avaricia política y regionalista sin límites, que se materializa en el esperpéntico Título Preliminar. Es un Estatuto vacío, retórico y tópico; hace alusiones a identidades artificiales que no tienen correspondencias prácticas. Habla de Canarias como un Archipiélago Atlántico [vaya, que novedad] o como un territorio ultraperiférico. Qué pretenden los paletos de Coalición Canaria, ¿que los canarios adopten una identidad atlántica y se sientan ultraperiféricos? ¿Esto se supone que es una broma de mal gusto o un esperpéntico experimento postmoderno de rearticulación identitaria? Vaya escoria de políticos tenemos en estas islas, así nos va...

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida