<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Intolerable



Mientras unos decidimos voluntariamente tatuarnos "Tíbet" en nuestra piel [eso sí, escrito en el maravilloso alfabeto tibetano], otros deciden marcar el nombre de su nación a sangre [y fuego]. Ayer se iniciaba la visita de cuatro días del presidente chino y ex-secretario del PCC en el Tíbet, Hu Jintao, a la India. Como ya todos sabeis, la India es el país que mayor acogida ha prestado a los refugiados tibetanos que huyen de su nación ocupada: en torno a 150.000, junto a su carismático líder, el Dalai Lama, viven esparcidos en comunidades rurales y urbanas de todo el subcontinente indio. La visita del mandatario chino parece estar levantando ampollas entre los refugiados, muy especialmente entre las segundas y terceras generaciones de exiliados, descontentos con la vía intermedia pacífica propugnada por el Dalai Lama y los escasos éxitos de la misma.
Las nuevas generaciones de exiliados, hartos de los nulos resultados del pacifismo gandiano del Dalai, han iniciado lo que muchos tibétólogos ya denominan la segunda vía o la vía radical del Tibetan Youth Congress [TYC - Congreso de la Juventud Tibetana]. Éstos descontentos jóvenes reclaman una ruptura explícita con las tesis pacifistas del Dalai Lama, aunque el profundo respeto de éstos hacia su supremo líder les ha impedido llevar sus palabras a los hechos. La vía militar [practicada durante las décadas de 1960-1970 por las guerrillas tibetanas del Mustang, con apoyo militar y financiero de EEUU] no es nueva para los tibetanos. Lo que sí es una novedad es el inicio de un activismo con tintes violentos, cuyo fin último es la rebelión armada del pueblo tibetano [tanto el del exilio como el del Tíbet] contra sus opresores chinos.
Una manifestación de esta vía violenta lo constituyen los intentos de llevar hasta el final huelgas de hambre extremas [como la practicada durante las olimpiadas de invierno en Turín o las de Nueva Delhi de 2003], y los más serios intentos de prenderse fuego a lo bonzo como método de protesta. La muerte de una joven monja que se prendió fuego a sí misma, marcó un antes y un después para el movimiento Free Tibet. Leo en Yahoo News que un refugiado tibetano intentó prenderse fuego en protesta contra la visita de Hu Jintao a la India, lo que confirma la creciente radicalización de las protestas anti-chinas.
Lo que me resulta intolerable es que China haya presionado a la India para prohibir cualquier manifestación anti-China durante la visita de Hu al subcontinente. A través de una serie de implícitas advertencias [negarse a solucionar el conflicto fronterizo, fomentar las relaciones económicas...], los chinos han logrado presionar a las autoridades de la mayor democracia planetaria, para impedir cualquier demostración de descontento con la visita china. Jian Yu [ministro de exteriores] afirmó:
[...] apreciamos la manifestación pública de la India [en lo relaivo a prohibir cualquier manifestación contraria a China en solar indio] y también esperamos que la India cumpla sus promesas en lo relativo a este asunto.
Es intolerable que una asquerosa dictadura [comunista] expresa públicamente que ha venido realizando presiones diplomáticas sobre un estado soberano [y mayor democracia del mundo] para prohibir un derecho recogido y amparado por la Constitución de la India, como lo es el derecho a la libertad de expresión y de conciencia.
Como activo y ferviente defensor de los tibetanos y de un Tíbet libre, de la democracia y los principales derechos humanos individuales, considero que las frívolas declaraciones de la China comunista deberían ser condenadas por medio planeta, de aquel que se dice democrático, al menos. Es lamentable que los periódicos de tirada nacional, como El País, El Mundo o el ABC [la Sinrazón no puede considerarse un diario] no recojan estas lamentables declaraciones. Pero más lamentable aún ha sido observar como las autoridades indias han prohibido las manifestaciones y han detenido a los refugiados opositores al régimen de Beijing que desafiaban la nueva prohibición.
Y yo mientras seguiré defendiendo desde este humilde, aunque digno blog, el derecho de este pueblo a la libertad, a la democracia y al respeto de sus derechos básicos e inalienables; una defensa que supera cualquier posicionamiento ideológico o político; una defensa basada en un profundo respeto y amor hacia un pueblo extraordinario, modélico y pacífico. Y desde este blog [por cierto, China ha prohibido el acceso a cualquier blog alojado en blogger.com], seguiré defendiendo los derechos de los más débiles. Porque, tal y como dice la foto...



[BE FREE].

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida