<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Justicia imprescriptible


Aminstía Internacional presentó hoy el informe Víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo: no hay derecho, en la que compara la Ley de la Memoria Histórica con las Leyes de Punto y Final de las dictaduras del Cono Sur americano. Amnistía, al igual que la mayor parte de las organizaciones que aglutinan a los represaliados de la guerra y el régimen franquista, junto con todas las organizaciones político-sociales repubicanas, consideran que la ley que promuve el gobierno del Partido Socialista [Obrero] Español no sólo es sustancialmente mejorable, sino que incluso podría suponer un retroceso democrático importante. El citado Proyecto de Ley obvia, en algunos casos, los derechos humanos mínimos de las víctimas de ambos períodos y vulnera algunas disposiciones del derecho internacional. Como bien nos recuerda Amnistía, el derecho internacional no admite limitaciones legales por parte de los Estados, dirigidos al perdón o al olvido cuando se trata de crímenes de lesa humanidad y de crímenes de guerra.
El informe es muy crítico con la labor del PSOE, especialmente en lo relativo a las enormes limitaciones legales que los socialistas pretenden imponer a los afectados del régimen franquista. Con el vago y siempre confuso espíritu de la transición [que en la práctica ha supuesto una especie de informal Ley del Punto y Final], los socialistas pretenden no sólo crear una amensia colectiva en torno a las gravísimas violaciones de derechos humanos entre 1936-1975, sino que anteponen los valores de esa transición a los valores de cualquier Estado de Derecho mínimamente decente. El gabiente del señor Zapatero considera que el espíritu de concordia de 1978 puede anteponerse al esclarecimiento de los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos en España en tan largo lapso de tiempo. El mismo que promueve la inoperante [aunque loable] Alianza de Civilizaciones, antepone la paz del silencio y la amensia a los derechos inalienables de las víctimas de un régimen dictatorial, represivo y asesino como el del General Fransico Franco.
Amnistía recuerda a Zapatero que el derecho a un recurso legal ante cualquier violación de los derechos humanos es inderogable, especialmente cuando se alega la violación al derecho a la vida. El Proyecto de Ley renuncia a crear mecanismos para garantizar que las víctimas y los familiares de éstas puedan interponer recursos dirigidos a la obtención de justicia material e individualizada, negando el carácter retroactivo de las violaciones de derechos humanos, y equiparando a todas las víctimas por igual [republicanas o franquistas].
Es preocupante que el PSOE haya apoyado una "ley de punto y final" como ésta, en la que se recogen disposiciones que permite mecanismos de impunidad como el encubrimiento de la identidad de los autores de violaciones de derechos humanos; pero aún es el hecho de que el Proyecto de Ley obvie las enormes reponsabilidades del Estado español, especialmente en lo relativo a la necesidad de un perdón nacional y público por la legalización y sistematización [desde los aparatos del Estado] de las torturas, los encarcelamientos masivos y las ejecuciones extrajudiciales desde 1936 hasta 1975.
Debemos presionar al gobierno de Zapatero y a todos los grupos con presencia en las Cortes a que España firme la Convención de las Naciones Unidas sobre la Imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y lesa humanidad [que, de facto, supondría que el Estado debería juzgar con carácter retroactivo todas las violaciones de derechos humanos de la guerra civil y el franquismo]; y que el Estado obligue a las Autonomías y a los ayuntamientos a retirar cualquier símbolo pre-constitucional o que atente directamente contra el Estado de Derecho y los principios democráticos básicos.

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida