<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

¿Las ideas claras?

Leyendo la extraordinaria entrevista de Jesús Moreno a Mariano Rajoy en El País, me he quedado con un par de ideas básicas: Rajoy carece de un proyecto de futuro sostenible, y lo que es aún peor, es incapaz de hacer autocrítica de la mala gestión de su partido en los cuatro años de aznarato. A base de evasivas, de decenas de “no lo sé” y demás argucias discursivas, Rajoy expone con claridad la falta de ideas, y lo que es aún peor, la confusión que impera en un partido cuya oposición se ha basado en instigar odios, crispar a la clase política y caldear el ambiente de un Congreso reconvertido en patio de colegio. La entrevista es incisiva y directa, el periodista, muy al contrario de lo que suele pasar en este país, no se anda con rodeos a la hora de plantear preguntas harto incómodas para el candidato conservador. Cuando se le pregunta por el 11 de marzo, Rajoy es incapaz de asumir el error garrafal de su partido al no criticar la nefasta gestión del mayor atentado de nuestra historia: resulta que ni nos mintieron ni estuvieron intoxicando a la opinión pública española durante tres largos años con falacias inconsistentes que relacionaban la matanza con los separatistas vascos. Y encima, Rajoy termina afirmando que el 11-M no ha “sido un tema esencial en la legislatura”, el colmo de los colmos… En materia educativa el esperpento es mayúsculo: al preguntársele por la bajada estadística e irrefutable del número de becas durante los ocho años de gobierno de la derecha, Rajoy se limita a repetir, como un loro, que carece de cifras al respecto o, simplemente, no sabe de lo que se habla. Que un antiguo ministro de educación no se acuerde de la gestión realizada durante su mandato en el sector educativo, es simple y llanamente insostenible, inadmisible. Cuando el PP entró en el gobierno en el año 1996, en España se repartían 720.000 becas; en 2004, año en el que dejaron el gobierno en manos de la izquierda, la cifra total de becas era de 400.000. Para colmo, el interés de una persona que aspira a ser futuro presidente de la nación por un tema tan esencial como la educación es nulo al terminar afirmando que, en relación a las preguntas educativas, no le parece “un debate muy entretenido” [sin comentarios].

En la sección de “leyes sociales” Rajoy termina por estrellarse del todo: el periodista le pregunta si “conoce alguna familia tradicional que haya entrado en crisis por la aprobación del matrimonio homosexual”, a lo cual el candidato conservador responde que nadie jamás ha dicho algo parecido [¿el Foro de la Familia, los obispos, Ángel Acebes y Zaplana, quizás?]. Cuando se le pregunta si el PP, en caso de gobernar, y con una sentencia firme del Tribunal Constitucional que verifique la legalidad definitiva de la ley de matrimonios homosexuales mantendría estas uniones, Rajoy contesta con un no lo se, con una decisión “en función de las circunstancias”. Y ustedes pensarán, al igual que yo, ¿qué circunstancias son esas? ¿Las que los obispos, el Foro de la Familia, la COPE y la caverna decidan? La entrevista íntegra, de lectura más que recomendable, es una muestra de la desfachatez, la insensatez y la manipulación torticera que la derecha hace de la realidad política del país. Como aves de carroña en pleno vuelo, sobrevolando los restos de lo que podría quedar del Estado del bienestar el próximo domingo, los halcones y buitres de esta rancia derecha se preparan para el festín final: si ganan ellos, tal y como explicita perfectamente la entrevista, el riesgo de volver a 1996, o lo que es peor, a 1975, es un hecho. Ahora sólo falta saber si tú estás dispuesto a que eso ocurra; la respuesta, el domingo.

Etiquetas: , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida