<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Creyendo en la democracia

El Partido Popular parecer haber desvelado definitivamente cuales son los ejes principales de su estrategia electoral: infundir la suficiente apatía como para que los potenciales votantes de izquierdas se queden, básicamente, en casa el próximo domingo. Esto lo ha dicho Gabiel Elorriaga, secretario de comunicación del PP, en una entrevista con el Financial Times que, cuanto menos, es todo un alegato contra una de las bases del sistema democrático, la participación de los ciudadanos en las instituciones a través del sufragio:

Toda nuestra estrategia está en centrada en desalentar a los votantes socialistas […], sabemos que nunca nos van a votar, pero si logramos crear suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y las cuestiones nacionalistas, quizás se queden en casa. […] El resultado electoral depende del impacto de este mensaje

Mientras que los restantes partidos llaman a la participación masiva, aquellos que jamás han creído en la democracia, que se hicieron políticos en los pasillos del laberinto franquista, en lugar de vender ideas y proyectos de futuro basan su mensaje en la siembra de miedos y dudas. Es de suponer que, a la vista de lo dicho por este demócrata confeso, la campaña electoral dé un nuevo giro de tuercas: las bazas principales del partido que dice ser alternativa al socialismo español son, en su forma y contenido, manifestaciones de una naturaleza antidemocrática repugnante. La promoción de la abstención, del hecho en sí de que los ciudadanos no acudan a las urnas, es, con toda probabilidad, lo menos democrático que un político puede llegar a decir; y en el PP no sólo carecen de la mínima higiene democrática exigible, sino que incluso se jactan de ello. El sistema democrático actual, restringido y acotado de base, tiene en la participación electoral el mayor de sus pilares: es el sufragio universal, secreto y libre, el que determina la composición de las dos cámaras de representación de los ciudadanos. Los mismos que durante más de ocho años vienen apelando, día tras día, a un ordenamiento constitucional que en su día muchos ni tan siquiera apoyaron, demuestran el respeto que tienen al contenido del mismo. La diferencia entre esta derecha, a la deriva y sin proyecto de futuro, con la socialdemocracia que aspira a seguir gobernando este país es que los primeros, ni tan siquiera, creen en los mecanismos básicos del sistema. Los segundos, con los cuales discrepo en multitud de ocasiones, tienen como eslogan principal de campaña un “vota con todas tus fuerzas”; porque, votes a lo que votes, esta democracia harto imperfecta necesita de tu participación; porque hasta la derecha retrógrada y antidemocrática sabe que en este país somos mayoría los que creemos en el progreso, en la libertad y en la igualdad. No dudes en acudir a las urnas el próximo domingo: porque la abstención es la apuesta central de los que no creen en la democracia, de los que no creen tan siquiera en el sufragio universal. Vota.

Etiquetas: , , , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
  • Anonymous Anónimo says so:
    8:08 a. m.  

    No combiene exagerar. Más tonto ha sido el niembro del pp que lo ha reconocido, pues demuestra poca cintura política, ya que a estas alturas debería de saber que todo se sabe, y probablemente el reconocerlo abiertamente tenga el efecto contrario. Pero creo que se trata más de la expresión de un deseo que de una estrategia, pues, ¿cómo según usted está promocionando el pp la abstención? ¿con qué mensaje?... Con esas variables trabajan todos los partidos en sus campañas, que si me favorece la abstención, que si me favorece la tensión,... Forma parte del juego, siempre que se usen métodos democráticos vale. Aquí nadie paga a nadie un fin de semana en la costa para que no vaya a votar. No me extrañaría nada que el titular lo haya filtrado encantado el PSOE, si considera que la abstención le va mal. En época de elecciones la manipulación es permanente. Una de dos, o le están manipulando, o es usted el que quiere manipular. Esfuérzese más en sus argumentos. top

  • Blogger Xerach says so:
    3:15 p. m.  

    Estimado anónimo, no creo que sea una cuestión de exagerar menos o más. Estamos en campaña, sí, puede que elevemos el tono de los discursos un poco más de la cuenta, sí, pero en el duelo electoral no todo vale. El PP, a través de un impresentable como el señor Elorriaga, ha demostrado el poco respeto que tiene por los mecanismos básicos del sistema. Durante estos últimos cuatro años se ha dedicado, en exclusiva, a dilapidar el funcionamiento de las principales instituciones estatales, bloqueando la renovación del Tribunal Constitucional o poniendo en duda el funcionamiento mismo del sistema judicial español con el juicio sobre los atentados del 11 de marzo. En España no conozco ningún partido, salvo el PP, que promueva abiertamente la abstención. Dudo también que el Financial Times esté controlado por una pandilla de topos socialistas, nada más lejos de la realidad. El "lapsus" de Elorriaga es la constatación de que en el PP ni creen en la democracia [como tan bien dijo el Financial Times en su artículo, aludiendo a la imposibilidad del PP de liberarse de su pasado franquista] ni en el funcionamiento básico de un ordenamiento democrático. Ellos solo ansían el poder, perpetuarse en él y gobernar para los suyos y con los suyos. Un saludo. top

izquierda unida