<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Somos más

“La política no va conmigo”; “son todos iguales”; “al final, vote lo que vote, las cosas no cambiarán”; “soy apolítico”… Éstas y otras afirmaciones son más que comunes entre un porcentaje alto de los jóvenes de este país. Muchos se equivocan cuando, invocando el apolitismo, se declaran ajenos a ideologías o tendencias políticas: todos y todas somos, de una manera u otra, seres políticos; tomamos decisiones en base a ideologías concretas, mediatizadas o no, por discursos politizados. Cuando nos quejamos de que el bolsillo, por mucho que rasquemos, no da para más, estamos manifestando una opinión política concreta; cuando nos indignamos por el bombardeo de una barriada de Gaza, estamos posicionándonos políticamente respecto a un acontecimiento a escala internacional; cuando defendemos un modelo de familia concreto, un modelo educativo determinado o una visión del mundo personalizada, estamos tomando partido por algo. Somos, lo queramos ver o no, animales políticos: mediatizados por discursos que construyen mundos a nuestra medida, ideologías al servicio de la predisposición innata del ser humano a creer en valores que le son ajenos, interiorizados hasta el punto de convertirlos en verdades indiscutibles. En este país de una complejidad extraordinaria, los jóvenes nacidos en democracia tenemos un rol crucial que desempeñar de cara al futuro: somos la única generación nacida en un sistema democrático en toda la historia de España; hemos sido criados en un país en el que el aborto dejó de ser un delito; en el que la libertad religiosa es un imperativo moral; en el que la homosexualidad no conduce, directamente, a la cárcel; en el que, todos y todas podemos vivir en libertad bajo el paraguas de una democracia, eso sí, imperfecta y reformable. Nosotros, los jóvenes demócratas españoles, tenemos en nuestras manos la posibilidad de dar un portazo definitivo a los lastres del pasado, mirar al futuro y avanzar en progreso. Porque en este país somos más los que creemos en los valores de un auténtico progreso de izquierdas; porque somos más los que creemos en la tolerancia hacia el diferente; porque somos más los que, lo quieran o no, creen en la libertad religiosa frente al nacionalcatolicismo de aquellos incapaces de entender que la religión ha de quedarse en las casas e iglesias de aquellos que practican; definitivamente somos más los que, a pesar de considerarnos apolíticos o marginados por el sistema y su ilógica ley electoral, tenemos ideales y valores de progreso en los que creer. Porque el domingo, votes a lo que votes, lo importante es acudir al colegio electoral que te corresponda; porque hay que decir con la voz bien alta y con la dignidad que ha de caracterizar a una generación de jóvenes nacida en democracia que el futuro es nuestro, y no de aquellos que aún pretenden hipotecarnos con los monstruos del pasado; porque, le pese a quién le pese, somos más los que creemos en la igualdad entre todos los ciudadanos de este país, no importando ni el color de su piel, ni su género ni su orientación sexual. El domingo, por nuestro futuro y por el de aquellos que nos sucedan, vota al progreso y a la libertad, vota a las izquierdas.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida