<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Aberraciones heteropatriarcales [bis]

La caducidad del heteropatriarcado es incuestionable. Una parte de la sociedad aún se rige por los esquemas básicos de un sistema sociodiscursivo incapaz de asumir la obvia transformación a la que hemos asistido en estos dos últimos siglos. La violencia sexista, amparada por las categorías básicas de la norma patriarcal y heterosexual, es la responsable directa de la muerte, en lo que va de año, de 69 mujeres en España. La violencia contra las mujeres, tanto la física como la psicológica, es una lacra amparada, en parte, por un modelo social incompatible con el estado de derecho. Esta violencia, sutil y casi imperceptible está más generalizada de lo que la mayor parte de los mortales creemos. Los sistemas de dominación heteropatriarcales ejercen su poder a través de los espacios mismos de lo cotidiano: los hombres que censuran la vestimenta de sus parejas, que deciden los lugares que éstas pueden o no frecuentar, con quiénes se pueden relacionar…, son una parte más del engranaje de un sistema de dominación abyecto. Esta censura cotidiana, tanto en lo relativo a la vestimenta como a la propia sociabilidad de las mujeres, es una forma más de violencia machista a la que, de ninguna manera, podemos dar cobertura. Las instituciones del heteropatriarcado, véase matrimonio o noviazgo bajo premisas tradicionales, legitiman práctica sociales tan censurables como las anteriores. Legitiman la conversión de las mujeres en objetos [de deseo y posesión] por parte de sus parejas masculinas; legitiman formas de dominación que atentan contra la integridad misma de las mujeres y, lo que es peor aún, contra la libertad de las mismas. La caverna tradicionalista, la misma que sume en los abismos de lo abyecto a homosexuales, bisexuales o transexuales, es la responsable directa de lo que está sucediendo. La incompatibilidad de su mundo con nuestro discurso básico es manifiesta; sin una plena equiparación en derechos en el plano real, tanto de mujeres como de homosexuales, cuyas realidades cotidianas escapan muchas veces a lo codificado legalmente, nuestras sociedades no podrán avanzar ni un ápice más.

Etiquetas: , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida