<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Horrores navideños


La navidad es la época del año más aberrante de todas, la odio y la detesto. La navidad es vomitiva por varias razones: el consumo desenfrenado, los regalos obligatorios, el despilfarro sin control... Ayer decidí dar una vuelta por el vecino municipio turístico del Puerto de la Cruz y me encuentro con esta impactante y horrenda escena [la de la foto]: la plaza de Europa convertida en una terrible estampa surrealista. Unas luces ultra-horteras recorrían escaleras, muros, balcones y puertas; el destello de las miles de luces encadenadas impactaban de tal manera, que el efecto que producían era el de un leve mareo y una extraña sensación de estar viviendo algo irreal. Pero no amigos, aquellas horrendas luces eran más reales que los skaters habituales de esa plaza. Leo en diariodeavisos.com que desde el 1 de diciembre los vecinos de este pueblo deberán soportar este atentado [visual, estético y ecológico] contra el buen gusto. Y peor aún, el paleto alcalde de Coalición Canaria [Marcos Brito] y su equipo de gobierno decidieron inaugurar semejante esperpento con un recital de villancicos populares a cargo de un grupo folclórico canario [vaya espanto]. Desconozco los datos concretos del número de luces instaladas y el gasto energético de este derroche de dinero y recursos.

En las vecinas La Laguna y Santa Cruz, que a pueblerinas si que no las gana nadie, el alumbrado navideño ya es una triste realidad. En la ciudad Patrimonio de la Humanidad, la alcaldesa Ana Oramas [Ani para los colegas] inauguró oficialmente sus 400.000 luces de Navidad en forma de estrellas. Según nos relatan en diariodeavisos.com, una serie de problemas técnicos retrasarán el encendido navideño en otros barrios y calles laguneras; ojalá esos problemas afectaran a todas las luces navideñas de la isla. En Santa Cruz, las luces ya funcionan desde el 24 de noviembre [apuntándose a una tradición de dudosa gracia de encender las luces antes que nadie]. Amenizaron el encendido los patéticos Sabandeños [al parecer diezmados a cinco miembros, jeje] . La potencia instalada por el ayuntamiento supera con creces varios cientos de kw, 160 en los barrios, donde al parecer se colocarán 10.000 lamparitas navideñas.

Estos días leo la noticia de que los ecologistas madrileños han puesto el grito en el cielo con la iluminación navideña instalada en la capital de España. Al igual que los capitalinos santacruceros, los madrileños inauguraron sus luces el 24 de noviembre, invirtiendo 3.5 millones de € en este despilfarro. Este año, Alberto Ruiz Gallardón triplica el número de bombillas usadas, e ilumina 30 nuevos espacios más que en 2005. A pesar de ello, el equipo municipal de gobierno pretende reducir el consumo y la factura gracias a la utilización de lámparas LED. Los 8.500 kw x hora que consumirán las luces navideñas de Madrid, equivalen a dos días de funcionamiento de una central térmica de carbón o de una nuclear [vaya tela].

Y yo me pregunto, ¿todo esto es realmente necesario? ¿En nombre de la Navidad debemos seguir contaminando el planeta y despilfarrar recursos tan necesarios como los energéticos? Como odio a la maldita y puta Navidad, la odio...

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida