<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Represión "a la china"



Puede que la represión en el Tíbet haya disminuido significativamente en los últimos años, pero los efectos adversos del más de medio siglo de ocupación física y de los intentos de aculturación chinos parecen no terminar jamás. Leo en la página de Human Rights Watch, que el gobierno chino vuelve a batir un récord más en el Tíbet: por primera vez en la última década, el número de representantes de etnia tibetana presentes en el comité del Partido Comunista [PCC] de Lhasa ha caído en picado. Por primera vez en 25 años, el poderoso comité local del PCC estará liderado por político chinos [de la etnia mayoritaria han]. Al parecer, el gobierno de Beijing pretende arriconar lo máximo posible a los tibetanos en las tareas de gobierno de la, aún hoy, virtual e inexistente Región Autónoma del Tíbet. La promoción exclusiva de políticos chinos en aquellos puestos clave del aparato de poder en el Tíebt, supone una merma seria de las posibilidades de los tibetanos de ser partícipes de la vida política de su país [a pesar de que dicha vida política sea una farsa centralista].
Mientras que en 1980 el 80% de los miembros del comité del PCC de Lhasa eran de etnia tibetana, en 2006 únicamente el 26% son personas nacidas en el Tíbet. Cabría esperar que tras tantas décadas de ocupación, el gobierno chino procediera a una mayor liberalización de la política local y autonómica del Tíbet, pero en lugar de esto, se están desarrollando políticas altamente agresivas contra los tibetanos que fomentan, a la larga, una sistemática exclusión de éstos de la vida política, económica y cultural del Techo del Mundo. De hecho, en los 55 años de ocupación china del Tíbet, ningún tibetano ha logrado ocupar el máximo puesto de responsabilidad política en el Tíbet, el de Secretario General del PCC en dicha región.
Esta noticia ha de conectarse con otra que nos explicita hasta que punto los chinos practican una segregación étnica y racial en el Tíbet. Hacia principos de octubre del presente año, unos 200 estudiantes tibetanos que optaban a una plaza de funcionario del gobierno chino en Lhasa protestaron contra lo que consideraron un trato de favor del tribunal hacia los compañeros chinos. De las 100 plazas disponibles, 98 fueron ocupadas por personas de etnia han [chinos]. Este hecho provocó holgadas protestas de los tibetanos, la mayoría de los cuales había cursado sus estudios en universidades chinas. Junto al hecho de que el examen era exclusivamente en chino [el tibetano se halla fuertemente arrinconado en la práctica], las preguntas parecen haber sido redactadas para favorecer a los aspirantes chinos. Esto, a todas luces, constituye otro capítulo más de unas políticas, como las comunistas chinas, cuya única intención es la de perpetuar una represión contra los tibetanos que comienza a ser interminable.
Es absolutamente inadmisible que un Estado que practica políticas segregacionistas de facto, viola sistemáticamente todas las libertades civiles y los derechos humanos más elementales, y practica la tortura o la ejecución extrasumarial de sospechosos de disentir con la ideología del único partido político legal [el PCC], siga sin recibir condenas explícitas de la comunidad internacional. ¿Es la República Popular China un candidato legítimo a suceder, en un futuro no muy lejano, a EEUU como superpotencia mundial? ¿Realmente son conscientes todos aquellos que profesan un antiamericanismo radical de los peligros que el régimen tiránico chino enicerra?

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida