<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Pasando olímpicamente

En el verano de 2001 participé en una simbólica y pequeña protesta de tibetanos exiliados en la sede del Gobierno Tibetano en el Exilio en el norte de la India, Dharamsala. El motivo, la elección de la capital china como sede de los Juegos Olímpicos que hoy se celebran. Entonces éramos muchos los que advertíamos que la celebración de la máxima cita deportiva mundial no beneficiaría en nada ni a tibetanos ni a chinos. Más de siete años después nuestra desconfianza hacia el régimen totalitario y nauseabundo de los jerarcas rojos no ha hecho más que crecer. En 2001 advertíamos que los Juegos sólo fortalecerían al Partido Comunista Chino, lo que traducido a un plano práctico implicaría una degradación aún mayor de los derechos humanos y las libertades en China. Nuestras sospechas, fundadas ya por aquel entonces en base a la larga trayectoria delictiva de la República Popular, se materializaron en las mayores políticas de “mano dura” desde la Revolución Cultural, en la persecución sistemática de cualquier tipo de disidencia y en un fortalecimiento de la línea dura del PCC.

A pesar del evidente impacto negativo de los Juegos en un hipotético y necesario proceso de reformas que parece no llegar jamás, los Juegos han hecho visibles una serie de problemas estructurales que el régimen arrastraba desde su creación en octubre de 1949. La falta de cohesión entre nacionalidades, especialmente sangrante en el caso de tibetanos y uigures, son producto de la anexión a la fuerza de zonas que en el período de entreguerras fueron, de hecho, independientes. La supeditación del interés individual al bien común es la otra deficiencia estructural de una China que pretende imponer su dominio planetario en el presente siglo. Los Juegos han permitido a los tibetanos alzar, por enésima vez desde la invasión de su país, su desesperado grito a una aldea global impactada por la violencia demostrada en marzo. Los uigures de Xingjiang, atraídos por la vía yihadista de sus hermanos musulmanes del sur, han emprendido en el oeste una guerra abierta contra Pekín. Tibetanos y uigures comienzan a desafiar abiertamente al ejército más poderoso del mundo a través de sendas vías de lucha. El conflicto está servido.

Etiquetas: , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida