<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Nargis

Por si no fuera suficiente desgracia vivir bajo el yugo opresor de una Junta Militar genocida, los birmanos se enfrentan estos días a la destrucción salvaje provocada por el ciclón Nargis. A su paso por las provincias del delta del Irrawady, el principal río de Myanmar, el Nargis ha acabado con la vida de al menos 10.000 birmanos; otros 3.000 siguen desaparecidos. El nivel de destrucción es dantesco: al menos el 50% de todas las construcciones de la región del delta han sufrido desperfectos serios, y lo que es aún peor, los arrozales de la principal región arrocera del país [base de la alimentación de los birmanos] han sufrido gravísimos daños. Los precios de los alimentos y del crudo se han disparado en los dos últimos días, agravando una situación de crisis económica estructural que el pasado septiembre encendió la mecha de las masivas protestas pro-democracia. La catástrofe natural, probablemente la más grave que sacude Asia desde el tsunami de la nochebuena de 2004, ha obligado a la hermética Junta Militar gobernante a pedir por primera vez en décadas ayuda a la comunidad internacional. También parecen haberse levantado las severas restricciones de entrada y tránsito de personal humanitario occidental en el país [que dificultaba, enormemente, la aplicación de los programas de ayuda internacionales]. Las agencias de ayuda humanitaria advierten que, de no actuarse con la celeridad necesaria, cientos de miles de birmanos serán pasto de las enfermedades infecciosas provocadas por la falta de agua potable y alimentos. De nuevo, los que menos pueden merecerse semejante calamidad, un pueblo extraordinariamente pacífico y amigable debe enfrentarse a la doble desgracia de vivir en ese cuarto mundo gobernado por déspotas que viven en lujosas villas y urbanizaciones con piscinas, alejados totalmente de la durísima realidad cotidiana de millones de seres humanos que, como los birmanos, no se merecen este insoportable nivel de destrucción, muerte y desgracia.

Etiquetas: , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida