<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Viajar vigilado

Las cosas en el Tíbet se están poniendo feas. Hace unas semanas, un grupo de norteamericanos y exiliados tibetanos ascendieron a la base de la montaña más alta del planeta, el Qomolangma [nombre tibetano de Everest] para pedir la liberación del Tíbet y unos Juegos Olímpicos libres de las miserias a las que nos tienen acostumbrados los comunistas chinos. Los manifestantes fueron detenidos inmediatamente por la policía militar china. A raíz de este episodio el gobierno chino ha vuelto a las andadas y ha decidido aplicar nuevas restricciones para los viajeros que decidan escaparse unas semanas al “Techo del Mundo”. El gobierno ha decidido prohibir a cualquier viajero no-han [los han son la etnia mayoritaria china] viajar por libre, introduciendo de nuevo la obligatoriedad de viajar en grupo. Además, los permisos para entrar en el Tíbet [el Tíbet es la única región de China en la que se necesita un permiso especial concedido por el gobierno chino] sólo serán expedidos desde la oficina central de Lhasa, controlada por la policía china.

Las restricciones a los viajeros independientes se introdujeron en 1990, tras las multitudinarias manifestaciones independentistas que sacudieron la capital Lhasa en 1989. La presencia de muchos occidentales, que fueron testigos in situ de la represión extrema y la brutalidad china contra los manifestantes, fue la gota que colmó el vaso para las autoridades de Beijing. Los occidentales, a lo largo del último año, han sido objeto de denuncias públicas y una campaña de desprestigio creciente por parte de las instituciones chinas. Para el gobierno comunista, los occidentales suponen una amenaza manifiesta contra sus políticas y su forma de gobierno totalitario; por ello, China ha desarrollado una tecnología propia y muy sofisticada para censurar cualquier contenido “indeseable” de la red de redes y practica a diario una censura sin cortapisas en los medios de comunicación [públicos y extranjeros]. Robert Barnett, profesor de estudios tibetanos en la Universidad de Columbia [Nueva York] y testigo de las manifestaciones de 1989, asegura que los chinos se han sentido ultrajados por la protesta de hace unas semanas, no tanto porque se pidiera la liberación del Tíbet, sino porque se ha escenificado en medio de los preparativos para la gran ceremonia de los Juegos Olímpicos [no olvidemos que la antorcha olímpica ascenderá el Qomolongma, de ahí la protesta en la base de la montaña]. Barnett asegura que el miedo a quedar en ridículo durante los Juegos Olímpicos comienza a ser una preocupación central para las autoridades chinas. Una protesta en el seno de los Juegos, supondría un fracaso estrepitoso del régimen autoritario, y la proyección de una imagen que los chinos han intentado lavar una y otra vez sin éxito. Porque la ausencia de derechos humanos y libertades individuales sigue siendo una trágica realidad, por mucho que los comunistas chinos pretendan hacernos creer lo contrario. La decisión de poner restricciones a los viajeros occidentales supone una malísima noticia para todos aquellos que soñamos con viajar al que, con toda probabilidad, ha de ser el lugar más mágico de la Tierra. El Tíbet, pues, tendrá que esperar…

Etiquetas: , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida