<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Plutón

El negro frío de una noche de enero cualquiera. Plutón, de planeta a planetoide, huésped indeseable de casas desconocidas. Una luna más redonda que los roscones del siempre indigesto día de reyes. Influencias planetarias de las que ni me percato, las traídas por unas pitonisas borrachas y groseras, partícipes de una orgía de mariscos muertos y despedazados. El vómito que me sube súbitamente, augurios para un año en el que se avecinan borrascas, tormentas tropicales y tsunamis, las traídas, dicen,  por un astro que ni tan siquiera es planeta. Plutón queda lejos, les digo, flotando en el oscuro inabarcable del cosmos abstracto. Me aseguran que el planeta discutible dará guerra, como si no hubiera tenido ya suficientes episodios bélicos a lo largo de este sexenio, revolucionario. Revulsivo, más bien. Escéptico miro al cielo y me topo con la luna llena que lo ilumina todo, sin luz artificial, sin neones navideños. Me dejo llevar por las abstracciones surrealistas de las simpáticas astrólogas colocadas de vino y me pregunto si Plutón no había llegado antes de lo predicho. Porque a oscuras, en la lejanía de la cercanía, en la soledad de la nada, rodeado de materia inclasificable me encontraba, como el astro discutible, hace ya mucho tiempo. 

Etiquetas:

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida