<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Secuencias

Rendirse ante la evidencia de la realidad que a veces duele. Una secuencia de años encadenados, imposibles de contar con los dedos de una mano; mi sexto dedo amputado,  convertido en cruz de planta griega, su dolor al tocarlo, como las heridas que marcaron de por vida mi corazón vaciado, agujero negro de sentimientos ignorados, los supervivientes del huracán de una noche de reyes. Glaciación para un lustro que me supera, congelarme ante el tiempo que pasa sin apenas cambiarme. La misma cara, algún kilo de menos, decenas de lunares nuevos, el abismo de un interior que me aterra, el que llevo dentro. Una carretera a cámara lenta, la reliquia solitaria flotando, secuencias de una noche de chiringuito nocturno e imágenes de un planeta que se mueve. Secuenciar mi vida en fotogramas lentos, como en un viaje visual de mdma, flotando en el espacio infinito de la trilogía temporal que me destruye y levanta. Paisajes abisales para un 16 que vuelve a caer en domingo, sin un amanecer entre barcos, en la reliquia gris de recuerdos, sin el sol azotando nuestras caras. Regresar al punto de partida, acostado en la litera que viró, la representación plástica de mi caída. Las secuencias que se amontonan en el caos del negro del olvido, la imposibilidad de ordenarlas. Fotogramas vitales irrecuperables, intangibles, borrosos. Mi vida como una secuencia quimérica. El dolor. 

Etiquetas:

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida