<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Xenofobia: lo que faltaba

A las puertas de la campaña electoral clásicamente hablando [porque esto de la pre-campaña es un eufemismo para hablar de campaña en toda regla], los partidos no sólo han traspasado todas las cotas de surrealismo político imaginables, sino que se superan por momentos. Si no se habían quedado lo suficientemente perplejos con la inclusión de un homófono integral en las listas del PP de Albacete por el Senado, un señor que llegó a afirmar cosas aberrantes [según él en tono sarcástico y jocoso] sobre los homosexuales, transexuales y lesbianas de este país, el partido de la oposición se dedica ahora a hacer electoralismo burdo, barato y demagógico con el fenómeno de la inmigración. Como si de un calco de los discursos nacionalsocialistas se tratara, y en una era de recesión y precrisis, el Partido Popular hace del tema de la inmigración uno de sus principales caballos de batalla contra el gobierno. Es decir, el partido que en ocho años no hizo nada por legalizar a cientos de miles de seres humanos en situación ilegal, sujetos a la inmoral explotación de empresarios al margen de la ley, ahora nos trae la receta mágica para regular uno de los fenómenos con mayor impacto social. El modelo de gestión del hecho migratorio que Raojy y su equipo defiende rompe los esquemas básicos de una experiencia político-social pionera en el mundo: España, el segundo receptor de seres humanos migrantes del mundo, aplica una política migratoria que, al menos en el plano teórico, se basa en premisas de igualdad e integración. A diferencia de este modelo, plagado de fallos estructurales y lagunas legales difíciles de solventar, todo sea dicho de paso, el Partido Popular pretende romper el consenso aplicando una política de “mano dura”: obligar a los inmigrantes a aprender las “costumbres españolas” y firmar “un contrato social” de dudosa constitucionalidad. Cuando los populares hablan de “costumbres españolas” uno se pregunta si se refieren a que los inmigrantes aprendan a hacer una buena tortilla de papas, a que asistan regularmente a ver una corrida de toros, a una escuela de flamenco o a pisar la iglesia cada domingo. Uno duda, de entrada, si esta propuesta que huele a xenofobia en estado puro no es más que una cortina de humo para esconder una carencia brutal de ideas en el seno de la derecha española. El PP afirma que el “contrato” que pretenden impulsar sería una garantía para luchar contra la poligamia, la ablación o la presencia pública del velo en las escuelas. Pero, ¿realmente cree la derecha española que los únicos que vienen a España a buscarse la vida son los marroquíes, los senegaleses o los argelinos? ¿Qué pasa con los británicos, holandeses, alemanes y noruegos que, sin adaptarse ni hablar ni una palabra en español, pueblan cada uno de los kilómetros de costa en Andalucía, Murcia y Canarias? ¿Y qué pasa con los inmigrantes latinoamericanos, los mayoritarios en este país? ¿Éstos también son polígamos, no hablan nuestro idioma, usan velo y leen el Corán a diario? La demagogia de esta derecha en deriva es, cuanto menos, repugnante; el PP, si pretende acceder a gobernar deberá conquista ese “centro” que tanto ansía; pero a este paso, lo único que logrará conquistar es a la extrema derecha franquista de Fuerza Nueva y Democracia Nacional.

Etiquetas: , , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida