<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18181072\x26blogName\x3dC%C3%B3mo+darle+la+vuelta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://comodarlelavuelta.blogspot.com/\x26vt\x3d-1897776408089559313', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El "complejo del plátano"

Existen pocos precedentes de un caso tan grave de corrupción, servilismo, soberbia y falta de respeto hacia una isla y hacia el pueblo canario en su conjunto. El “caso Tindaya” ejemplifica, de una manera atroz, cómo muchos de los tristes tópicos que se asocian a los habitantes de estas ínsulas atlánticas no sólo existen, sino que son ciertos. El servilismo sumiso de la clase política canaria, aliñado con un poco de complejo de inferioridad insular, es el principal causante de situaciones de un surrealismo inaceptable. El “complejo del plátano”, que no es más que una perpetuación de una imagen distorsionada del canario como un aplatanado inepto, inculto e insustancial, podría servir para entender las razones que han llevado a todos los grupos políticos con representación institucional, a escala insular, a apoyar sin fisuras la aberración de Chillida. Las elites insulares, desde los tiempos mismos de la invasión y conquista españolas, desarrollaron unas actitudes de sumisión hacia los poderes foráneos que rallaban, muy probablemente, la demencia. La perpetuación de este servilismo burdo hacia todo aquello con aroma y forma continental ha rozado lo abyecto en el caso de Tindaya. Que la clase política y algunos ciudadanos de estas islas apoyen, sin argumentos sólidos, el macabro vaciado de la montaña más sagrada de Canarias [junto al Teide], implica perpetuar la distorsión y la iconoclastia españolista hacia el pasado aborigen. Vivir de espaldas a esta realidad pasada, distorsionarla para legitimar proyectos políticos futuros [como hace el independentismo] o realidades presentes [como hacen los españolistas], y lo que es peor, fomentar la destrucción de nuestro pasado común, constituye una aberración mayúscula. Que los canarios se hayan plegado, como buenos súbditos, a la arrogancia de un vasco extranjero como Chillida, ejemplifica muy bien la dinámica propia del “complejo del plátano”. Somos capaces de destruir nuestra propia cultura, los grabados podomorfos, los túmulos y los yacimientos aborígenes presentes en la montaña, para hacer cumplir el sueño de un iluminado que dice haber hablado, en sueños, con la montaña mágica de los majos. Y yo me pregunto, ¿qué hubiera pasado si el vasco destructor hubiera planificado el vaciado de una montaña vasca, repleta de yacimientos arqueológicos, y sagrada para los antepasados vascones? ¿Lo hubiera permitido el Gobierno y la sociedad vasca? ¿Por qué se empeñó Chillida en vaciar una montaña canaria en lugar de hacerlo en su propia tierra? ¿Este es el “monumento a la tolerancia” proyectado por Chillida? Maldito “complejo del plátano”…

Etiquetas: , , , , , ,

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
izquierda unida